Imatge d'arxiu del programa de Telecinco, Sálvame

La pregunta prohibida en el polígrafo de Sálvame trastoca Telecinco

Esta famosa artista y exconcursante de realitys intenta salvar su imagen y le sale mal

Después del reencuentro entre Yola y Joaquín en ‘El Programa del Verano’ parecía que se cerraba el culebrón entre estos dos personajes públicos o eso nos hicieron creer. Pero, en el polígrafo de Yola Berrocal de Sálvame se comprobó que la historia continuará dando juego.

La ganadora de 'La casa fuerte' admitió  delante del presentador y de todos los espectadores que fue ella quien llamó al fotógrafo en 2009 para que los retratara durante su cita. La misma terminaba el reencuentro luchando por su honor y prometiendo que en veinte años aquella fue la primera vez que había hecho algo así.

Ahora, en 'Sálvame', Yola quiso dejar aún más claro que no es una montajista y, por este motivo, se sometió el lunes al polígrafo de Conchita en directo. En todo momento dijo la verdad, a excepción de una pregunta. Aun así, lo que hizo sospechar a los colaboradores fue la pregunta vetada por la artista.

Durante la tarde del 3 de agosto, hubo una pregunta del polígrafo que Berrocal no se atrevió a contestar, ni siquiera accedió a que se la formularan. Cuando esta ya había superado el poli, Rafa Mora robó el sobre que contenía la pregunta vetada de las manos de Carlota Corredera y desveló el misterio.

Yola vuelve a retratarse como montajista

«¿Alguna vez te han pagado para disfrutar de una velada contigo?» era la pregunta que la cantante se había negado siquiera a que se la formularan. La experta en realities respondía con un no rotundo para evitar cualquier tipo de especulación y rumor.

Según los resultados de Conchita, de las tres preguntas formuladas durante esa tarde, Yola dijo la verdad en dos de ellas. A la pregunta de «¿te haces la tonta a propósito para conseguir tus objetivos?», ella dijo que no y el poli le dio la razón. Asimismo, respondió negativamente a la pregunta de si había cobrado por las fotos con Joaquín Prat y, de nuevo, el poli confirmó que decía la verdad.

Pero donde Yola mintió, y volvió a dejar en duda su faceta de montajista, fue al responder a la pregunta «¿has hecho encerronas con la prensa a otros famosos además de a Joaquín Prat?». Ella respondió que no y Conchita determinó que mentía.

Se determinaba así que probablemente su arrepentimiento con Prat fue real, pero su promesa de que en 20 años no había vuelto a hacer algo así era una excusa para no mojarse y tener a todos de su parte.