Emilio Aragón, presentador y productor de televisión

La pérdida que Emilio Aragón no ha podido superar aún: 'Era mi amigo'

El icónico presentador televisivo ha fichado por un nuevo programa de Movistar+

Emilio Aragón volverá a la televisión 14 años después de la mano de Movistar+. La cadena privada ha fichado al icónico artista, conocido antiguamente como Milikito, para dirigir y presentador 'B.S.O'.

Se trata de un nuevo programa con ocho entregas en el que se rendirá homenaje a conocidos personajes a través de música en directo, entrevistas, coreografías y piezas audiovisuales.

Uno de estos reconocimientos bien podría estar dedicado al padre de Emilio Aragón: Miliki, el famoso payaso español conocido por su participación en 'Los Payasos de la Tele'.

logo Instagram¡Síguenos en Instagram! 📸 Las fotos y tus notícias preferidas en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Perteneciente a la familia Aragón, Miliki ha sido uno de los grandes referentes en la vida de su hijo, que emprendió una carrera artística que lleva en la sangre y que, a sus 61 años, no ha sido capaz de superar la pérdida del gran pilar de su familia.

Emilio Aragón y la pérdida de su padre que aún hoy en día le cuesta asimilar

Humorista, cantante, músico, presentador, productor, guionista, director… Emilio Aragón fue desde el inicio un showman en toda regla, un talento artístico que le venía heredado por parte de sus padres.

El presentador nacido en La Habana fue el hijo de la bailarina acróbata sobre caballo Rocío Bermúdez y el payaso Emilio Aragón Foureaux, conocido primero Emig y después como Miliki, que junto a sus hermanos Gaby y Fofó formaron el trío de payasos más famosos en nuestro país.

La infancia de Emilio Aragón fue muy nómada y propia de cualquier familia del circo. Vivió en Caracas, Buenos Aires, Miami y Chicago hasta que con 13 años, se establecieron en España y aquí empezó a trabajar como Milikito en 'El gran circo' de TVE.

«Llegaba al siguiente país siempre con un acento distinto y no acababa de ser de ningún lado. Te puedo decir que en mi adolescencia tuve algo de crisis de identidad. Desde que nací tengo el pasaporte español pero una vez le pregunté a mi padre que de dónde era yo... Y él me dijo que de donde quisiera. Así que soy de muchos sitios pero me siento muy español», contaba el presentador en una entrevista a 'La Razón'. 

No es de extrañar entonces que la relación de Emilio Aragón con su padre fuese muy estrecha y que su pérdida haya sido tremendamente dolorosa para él.

De hecho, el presentador, que cumplirá 62 años el próximo 16 de abril, aún no ha podido superar la pérdida de su padre, que falleció por una neumonía el 18 de noviembre de 2012 a los 83 años. Su pérdida dejó huérfana a sus tres hijos, pero también a toda una generación que creció con él.

«Fue terrible. Devastadora. Me he encontrado muchas veces a mí mismo marcando su teléfono. Me costaba procesar que había muerto. Todavía hoy tengo que tragar. Nos lo contábamos todo desprendidos de cualquier superficialidad, con sinceridad total. Era mi padre y era mi amigo», explicaba un emocionado Emilio Aragón en 'El Mundo'.

La mujer y los tres hijos del presentador Emilio Aragón

A pesar de la dura pérdida de su padre, Emilio Aragón ha sabido recomponerse con el apoyo de su familia. Su mujer Aruca, con quien mantiene una relación desde que eran adolescentes, y sus tres hijos en común.

El presentador de 'El gran juego de la oca' se casó en agosto de 1983 en Asturias con Aruca Fernández-Vega Feijóo, una joven proveniente de una larga saga de prestigiosos oftalmólogos. Ambos han tenido tres hijos que ahora rondan la treintena y que huyen de la fama.

Icíar de 35 años es la mayor, estudió Business y Marketing y fundó en España la agencia de publicidad Crepes & Texas, una empresa que ha trabajado con importantes marcas como Coca-Cola o BBVA. Maca de 32 años es la mediana, es estilista. Estudió Moda y realizó un máster de Estilismo en el Istituto Marangoni de Milán, llegando a trabajar para firmas de gran reconocimiento como Cortefiel.

El hijo pequeño, Nacho, de 25 años, estudió Administración y Gestión de Empresas en Florida (EE.UU) y se dedica al mundo de la moda como socio de Neutrale, una marca que pretende crear un armario con solo ocho prendas básicas, sostenibles y de calidad.