Kiko Rivera apretando la boca en el plató del especial 'Cantora. La herencia envenenada'

Kiko Rivera pone una condición a Isabel Pantoja o venderá Cantora

El hijo de la tonadillera va a por todas contra su madre

El conflicto entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja está teniendo una gran repercusión en todos los medios del corazón de España. La relación entre madre e hijo está completamente rota, aunque acaba de surgir una ligera esperanza que podría arreglarlo todo.

La presencia de Kiko Rivera en el programa especial emitido el pasado viernes 13 de noviembre en Telecinco supuso un antes y un después en la historia de la televisión. En este especial espacio presentado por Jorge Javier Vázquez se supo que Isabel Pantoja guarda en Cantora objetos personales de Paquirri, algo que en su día había denunciado por robo.

logo Instagram¡Síguenos en Instagram! 📸 Las fotos y tus notícias preferidas en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Esto ha supuesto un punto de inflexión para Kiko Rivera que ha reconocido sentirse engañado desde que tiene dos años. El DJ incluso reconoció que su madre no ha sido buena persona. Con documentación en mano también mostró muchas irregularidades sobre Cantora y las cuentas de Isabel Pantoja.

Después de muchos años donde Kiko Rivera ha demostrado un gran amor por su madre, el artista ha reconocido que está harto de ella y que se siente muy dolido por todo lo que le ha hecho.

Según Kiko, su madre le ha privado de estar con su familia por parte paterna y eso es algo que el DJ no podrá perdonar nunca. «Me he sentido muy engañado por mi madre», reconoció en varias ocasiones en 'Cantora: La herencia envenenada'.

Todo hace indicar que la relación entre ambos está definitivamente muerta. Algunos colaboradores de 'Sálvame' incluso han llegado a decir que Kiko Rivera ha perdido a su madre en vida. La realidad es que todo esto está generando un ambiente de mucha crispación entre los damnificados.

De momento Isabel Pantoja se encuentra en Cantora y con graves problemas de ansiedad según ha informado 'El programa de Ana Rosa', que ha afirmado que la tonadillera se está medicando.

Pues resulta que ahora puede haber un atisbo de esperanza para calmar la guerra. La reconciliación entre madre e hijo es prácticamente imposible por ahora. Lo que sí que es más probable es la posible tregua mediática.

Las condiciones de Kiko Rivera

Isabel Rábago ha desvelado en 'Ya es mediodía' las condiciones que Kiko Rivera habría puesto a su madre para firmar la paz de cara a los medios. «La paz mediática de Kiko Rivera e Isabel Pantoja pasa por sentarse y que ella le ponga encima de la mesa las cuentas reales sobre Cantora», ha dicho la periodista en directo en el programa presentado por Sonsoles Ónega.

«O le compra su parte de Cantora o venden Cantora íntegramente», ha añadido Isabel Rábago. Cabe destacar que en ninguno de los casos esto supondría una reconciliación entre Kiko Rivera y su madre, sino que simplemente calmaría las cosas y haría que Kiko Rivera no volviese a arremeter contra su madre en los platós de televisión.

Según han contado en el programa presentado por Sonsoles Ónega, Cantora podría venderse por unos cinco millones de euros. La finca más famosa de España está viviendo sus horas más bajas a causa del tenso conflicto que existe entre Kiko Rivera y su madre.

La tregua mediática es posible con las condiciones de Kiko Rivera. Ahora habrá que esperar a Isabel Pantoja. La tonadillera tendría en su mano calmar el conflicto o no. De todos modos parece que la relación entre ambos es y será nula. 

Isabel Rábago ha explicado que las intenciones de Kiko es que su madre acepte las condiciones para sí poder vivir más tranquilo. En ningún lugar busca acercarse a su madre, pues el daño que le ha hecho es prácticamente irreparable. Veremos que ocurre finalmente con Cantora.