Jesús Quintero, el periodista que se hizo rico, lo perdió todo y ahora envejece solo

Jesús Quintero, el periodista que se hizo rico, lo perdió todo y ahora envejece solo

El conocido comunicador que a lo largo de su trayectoria formó una gran fortuna, vive arruinado y en una jubilación forzosa alejado de las cámaras

Esta es la historia del conocido periodista y comunicador Jesús Quintero, de 80 años, que alcanzó la fama en la radio y la televisión, aunque su verdadera vocación siempre había estado dirigida al mundo de las artes escénicas.

Un arte y una pasión que le llevaron hace años a interpretar entre otros papeles, el de El loco de la colina sonsacando desde todos los detalles de las verdades de sus entrevistados.

Lo cierto es que su vida ha dado un giro de 360 grados, tanto es así que en estos días e comunicador permanece alejado del centro mediático. Una situación que no ha escogido él, sino que se corresponde con una especie de jubilación forzosa. El periodista quiere volver a formar parte del equipo televisivo para irse por la puerta grande y cerrar su etapa en el medio, pero Canal Sur le ha dado la negativa.

logo Instagram¡Síguenos en Instagram! 📸 Las fotos y tus notícias preferidas en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

En estos días vuelca su mayor ilusión en su fundación formada en su pueblo, San Juan del Puerto (Huelva), con 2.000 metros cuadrados. Un legado que en cualquier caso le servirá para que las futuras generaciones adquieran más conocimientos dentro de este mundo.

Un recorrido por su vida

Echando la vista atrás, en torno a su recorrido dentro del mundo de la comunicación, cabe recordar que, tras conseguir emocionar y transmitir lecciones de vida utilizando el medio radiofónico, la comunicadora Pilar Miró le dio la primera oportunidad en televisión.

Precisamente en este medio quedarán algunos de sus programas grabados en la retina. Formatos de reconocido talante como Ratones coloraos o La noche de Jesús Quintero. Por su parte, su reconocimiento y la fama que fue adquiriendo con el paso de los años y de la que siempre ha renegado, le llevó a ser personaje, aunque no siempre por noticias blancas.

Otro de los episodios que también se ha de resaltar, tuvo lugar en 2016, año en el que se convirtió en el foco de todas las miradas cuando salió a la luz una conversación de lo más inesperada entre el periodista y Luis Pineda (ex presidente de Ausbanc que intentó extorsionar a los allegados de la Infanta Cristina por el caso Noós). El objetivo de la llamada no era otro que el pedirle ayuda económica, de manera totalmente desesperada ante la falta de ingresos y sobrepasado por las deudas.

Lo largo de todos estos años, el comunicador también ha sufrido algunos fracasos. Fracasos como el sucedido hace varias décadas cuando invirtió una millonada en convertir el antiguo Luna Park en la sala de conciertos Montpensier que terminó echándole el cierre y que años después, en 2007 se hizo con el cine Pathé para restaurarlo y convertirlo en el teatro Quintero. En este último invirtió cerca de tres millones de euros y fue desahuciado años más tarde con motivo de no pagar el alquiler.

El comunicador, añadido a lo anterior, también tenía propiedades distribuidas en Zahara de los Atunes (Cádiz), en San Juan del Puerto (Huelva) y Sevilla. En esta última región tenía un antiguo palacete que había terminado por reconvertir en viviendas de las que fue deshaciéndose con el paso de los años hasta que decidió poner en venta por 1,3 millones de euros el ático con vistas a la Giralda y la Catedral.

Por último, si algo le ha caracterizado a este periodista, ha sido su privacidad. Nunca le ha gustado mostrar su vida privada delante de las cámaras. Tiene 80 años y dos hijas, Andrea y Lola, las dos de relaciones distintas. Lola es fruto de la relación que mantuvo con la conocida escritora y periodista Joana Bonet, ex directora de Marie Claire.

Actualmente y a punto de cumplir sus 81 años, Jesús Quintero disfruta tranquilamente alejado de los focos y está rodeado de la naturaleza practicando uno de sus hobbies favoritos, la lectura.