Adara sentada en el plató de 'Supervivientes'

A la luz la gran mentira de Adara: Queda retratada y podría quedarse sin nada

Los hijos del expadrastro de Adara y Aitor ha hablado

Tan querida como odiada, Adara no deja de generar polémica. Desde que la joven y su hermano, Aitor, se sentasen en el 'Deluxe' para hablar alto y claro sobre los supuestos episodios violentos que habían vivido en su infancia  no han dejado de salir nuevas informaciones.

Los últimos en hacer pública su versión han sido los hijos de su expadrastro. Después de que Elena hablase, en 'Supervivientes', sobre los  malos tratos físicos y psicológicos que había sufrido durante años. Mientras Elena, llorando, prefería no dar detalles de su trágico pasado, sus hijos desahogaban frente a Jorge Javier.

«Nos trataba mal a todos, le teníamos auténtico pánico. Era una persona muy agresiva, no entendía el comportamiento de los niños.  Mi madre estaba continuamente triste… hasta que nos cambiamos de casa y no le volvimos a ver. Voy a decir su nombre. Se llama Luis, para todos los que conocen a mi madre, sus compañeros de trabajo, que sepan quién fue», reconocía la ganadora de 'GH VIP'.

Tras estas declaraciones, tan solo hicieron falta un par de días para que los hijos de su expadrastro se pusiesen en contacto con el programa para desmentir cada una de sus frases. «Nosotros no lo hubiéramos permitido. Nosotros con Elena no hemos tenido ningún problema mientras estuvimos con ella. Adara ya venía así de serie y hacía lo que le daba la gana. Se iba a casa de su padre los findes y venía descontrolada. Era la única que daba problemas. Es mala y ya entonces era conflictiva. Estaba acostumbrada a que nadie le dijera nada», aseguraba.

Por su parte, Borja, otro de los hijos del expadrastro de Adara, sentenciaba: «Mi padre acogió a Adara y Aitor como a sus hijos. Me ha sorprendido todo esto porque Aitor era un trozo de pan. A mí mi padre no me ha puesto la mano encima nunca. A Elena y a él se les veía felices. Siempre hacíamos planes juntos. Mi padre luchó por nuestra custodia y nos fuimos a vivir con él. Cuando le aceptaron la custodia, Elena se separó de él. Dijo que no se veía viviendo con cuatro niños en la casa».

Sin duda, parece que, desde que Elena hiciese público su trágico pasado, son muchos los que están intentando sacar provecho de esa historia.