Sarah Arauco y Dagner Rojas en 'Calle 7'

Fallece una pareja de la televisión al caer de un piso 12

Las primeras investigaciones han apuntado que se trataría de un femicidio y de un posterior suicidio

Dagner Rojas y Sarah Arauco, dos excompetidores del programa 'Calle 7', han fallecido este martes, 27 de abril, al caer desde el piso 12 de un edificio en la ciudad de Santa Cruz, en Bolivia. 

Los dos jóvenes llevaban siendo pareja desde su participación en el show de televisión y convivían juntos en ese mismo lugar. Ambos han fallecido al instante por el impacto.

El momento en el que ambos caen desde el piso 12 del edificio ha sido grabado por varios vecinos y amigos que han visto este desgarrador suceso.

Primera hipótesis: femicidio y posterior suicidio

logo Instagram¡Síguenos en Instagram! 📸 Las fotos y tus notícias preferidas en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Las autoridades destacaron como primera hipótesis que podría tratarse de un femicidio y de un posterior suicidio. Una premisa que cogió fuerza tras la publicación del vídeo del suceso en el que se puede ver que primero cae Sarah Arauco y que después lo hace Dagner Rojas. 

Algunos conocidos de la pareja, asimismo, aseguraron a 'Efe' que él era muy celoso con su pareja y que esto les llevaba a tener constantes peleas. 

Además, de acuerdo con las imágenes que grabadas del momento, el incidente en el que ambos han fallecido tuvo lugar a raíz de una riña entre ellos. 

Una hipótesis que ha sido confirmada por la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) de Bolivia. Esta agrupación ha concluido que se trata de un femicidio seguido de un suicidio. 

Al parecer la pareja había estado peleándose un rato antes de morir y Dagner terminó agrediendo a Sarah antes de que ambos cayeran desde el piso 12 del edificio de la avenida Paraguá en la que residían juntos. 

José María Velasco, el director de la FELCV, ha confirmado que la fallecida fue víctima de violencia de género por parte de su novio, con el que se iba a casar el próximo 11 de mayo.

Las autoridades han descubierto esto gracias a los móviles de ambos. Los investigadores del caso han encontrado varios mensajes y una fotografía en la que Sarah aseguraba que había recibido un golpe en el rostro por parte de Dagner.

«En el celular de la mujer encontramos mensajes, de la una de la madrugada del martes, que dice: 'Mira lo que hiciste'. Y lo acompaña de una foto que evidencia un hematoma en el pómulo y ojo derecho de Sarah, lo que confirma que hubo ultraje antes del desenlace fatal», ha explicado el jefe de la Policía boliviana. 

El testimonio de los vecinos

A pesar de que se ha confirmado que hubo maltrato físico antes del incidente, no se ha podido confirmar con certeza que se trate de un femicidio y de un posterior suicidio. Esta es la principal hipótesis que están barajando las autoridades y a la que han apuntado todos los indicios.

Sin embargo, una pareja del piso 13 del edificio ha asegurado que Dagner intentó sujetar a Sarah para evitar que se precipitase, pero no lo logró y terminaron cayendo los dos.

«Abrimos nuestra ventana y vimos que estaban en el piso de abajo. Ella estaba colgada y él le agarraba de los brazos, pero ella no estaba gritando, ni forcejeando, ni nada. Nosotros hablamos y ella nos escucha, sube la mirada, pero no nos dice nada», han relatado a los medios locales.

Las autoridades todavía se encuentran investigando qué ha sido lo que realmente ha sucedido. «Estamos procesando la escena. Lamentablemente no queremos hacer otra cosa que hacer un buen trabajo, que llegue el fiscal de distrito y daremos los pormenores». 

No obstante, todo parece apuntar a que será tipificado como un femicidio y un posterior suicidio de acuerdo a lo que está establecido en el inciso 6 del artículo 252 de la Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia de Bolivia.

En él se establece que se produce un femicidio «cuando con anterioridad al hecho de la muerte, la mujer haya sido víctima de violencia física, psicológica, sexual o económica, cometida por el mismo agresor»,