Nikki Grahame en una imagen de su cuenta de Instagram

Fallece con solo 38 años una antigua concursante de 'Gran Hermano'

La joven no ha podido superar la enfermedad que llevaba años padeciendo

La televisión británica está de luto tras conocerse el fallecimiento de Nikki Grahame. La que fuera concursante de 'Gran Hermano' ha fallecido a la temprana edad de 38 años el pasado viernes 9 de abril. Nikki llevaba años luchando contra la anorexia y llegó a publicar dos libros donde explicaba el infierno que supuso para ella padecer un desorden alimenticio que terminó complicándose hasta el punto de acabar con su vida.

La joven saltó a la fama en 2006 cuando participó en la séptima edición del famoso reality y desde entonces su rostro se convirtió en uno de los más conocidos de la televisión llegando a ganar el Premio Nacional de Televisión al Concursante de Televisión más Popular.

El adiós a Nikki Grahame

Ha sido su representante el que informaba a la cadena de televisión BBC el fallecimiento de Nikki Grahame producido el pasado viernes por la mañana. «Nikki Grahame ha fallecido a primera hora del viernes 9 de abril de 2021. Por favor respetad la privacidad de la familia y amigos de Nikki en estos momentos tráficos y difíciles» reza el comunicado.

logo Instagram¡Síguenos en Instagram! 📸 Las fotos y tus notícias preferidas en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Leon Dee, amigo de Nikki, también confirmaba la noticia al periódico 'Mirror': «Con gran tristeza tenemos que informarles de que nuestra querida amiga Nikki falleció en la madrugada del viernes 9 de abril». Una trágica noticia que estremece al mundo de la televisión y que llena de tristeza a sus seres queridos: «Nos rompe el corazón saber que alguien tan valioso nos haya sido arrebatado a una edad tan joven. Nikki no solo cambió la vida de millones de personas, sino también a sus amigos y familiares que la extrañarán profundamente».

Una lucha contra la anorexia que no pudo ganar

Nikki Grahame llevaba años luchando contra una anorexia nerviosa que le llevó a permanecer ingresada en un centro especializado después de que amigos y seguidores lograran recaudar fondos para poder ayudarla, ya que consideraban que la sanidad pública no contaba con medios suficientes para dar con el tratamiento que necesitaba.

Cerca de 69.000 libras (unos 80.000 euros) permitieron que la joven ingresara en la clínica para lograr superar su enfermedad, pero ni con esas logró recuperarse muriendo un mes después por las complicaciones derivadas de la anorexia. Nikki publicó dos libros autobiográficos explicando su enfermedad, 'Dying To Be Thin' (2009) y 'Fragile' (2012) y también hizo algunos pinitos en la moda y la interpretación.

La aparición de Sue, la madre de Nikki, en el programa 'This Morning' explicando el infierno por el que estaba pasando su hija conmovió a los espectadores. Todo comenzó cuando contaba solo con seis años y practicaba gimnasia. Nikki llegó a estar ingresada y recibir tratamiento en un centro psiquiátrico infantil y a los 12 años intentó quitarse la vida.

Desde entonces la vida de Nikki ha estado marcada por las constantes recaídas hasta que finalmente no ha podido superar la enfermedad pese al gran esfuerzo que hizo por recuperarse.

Su salto a la fama

Fue en 2006 cuando Nikki Grahame apareció por primera vez en televisión. Lo hacía como concursante de la séptima edición de 'Gran Hermano' del Reino Unido y desde entonces se convirtió en uno de los rostros más conocidos llegando a protagonizar su propio reality: 'Princess Nikki'.

En 2010 consiguió quedar segunda en 'Ultimate Big Brother' y cinco años después apareció en la 16º edición de 'Big Brother UK' como compañera de los concursantes. También fue una de las caras conocidas del 'Gran Hermano' canadiense donde logró la sexta posición. Nikki Grahame había comenzado una meteórica carrera televisiva que le llevó a ganar el Premio Nacional de Televisión al Concursante de Televisión más Popular.