Proposición de matrimonio a Rebeca Paniagua, periodista y comunicadora de la televisión canaria

España, en vilo; Piden matrimonio a una presentadora de la TV en directo

La afortunada, la periodista Rebeca Paniagua que acudió al programa de la cadena en la que trabaja sin saber la sorpresa que le esperaba

¡Lo que estáis leyendo! Petición directa para Rebeca Paniagua, presentadora de la televisión de Canarias, que acudió como madrina invitada a otro programa de la cadena en la que trabaja. Al principio parecía un día como otro cualquiera, pero en el plató le esperaba una de las mejores sorpresas que podría tener.

Todo sucedió en la emisión en directo del programa ‘Gente Maravillosa’, un formato televisivo producido por la televisión autonómica de Canarias que se emite cada lunes y que es presentado por la periodista y comunicadora Eloísa González.

En este programa utilizan como costumbre cámaras ocultas para grabar las reacciones de los distintos invitados y además invitan al mismo generalmente a quienes se comportan ‘de forma ejemplar’ con el propósito de ponerles a prueba en el terreno del civismo y de los buenos valores.

logo Instagram¡Síguenos en Instagram! 📸 Las fotos y tus notícias preferidas en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Este lunes fue diferente, y es que la invitada no fue otra que su compañera de profesión, periodista y conocida presentadora de la televisión canaria, Rebeca Paniagua, que, sin saber lo que le esperaría ese día, acudió a Gente Maravillosa creyendo que iba a ejercer como madrina del mismo. Algo que distó mucho de lo que en realidad iba a pasar, puesto que se llevó una gran sorpresa al ver un vídeo que se estaba emitiendo y que su coleo final, inesperado, terminó en petición de boda.

El vídeo impactó tanto a la joven que ensimismada, pero a la vez feliz y llena de ilusión, dijo al finalizar: "espera, espera, que lo tengo que asimilar». En ese momento, Eloísa González su compañera y quien tampoco conocía la existencia de este momento tan especial, no pudo reprimirse y respondió alertada: "Qué carajo tienes que asimilar».

Si no te quieres perder el momento tan esperado, puedes ver aquí el vídeo completo del momento.

«Sí, claro». Esa fue la respuesta de Rebeca Paniagua, y es que quién diría lo contrario ante una proposición tan bonita y en un enclave tan especial como lo es para la comunicadora, el plató televisivo, su segunda casa.

El ‘causante’ y protagonista del momento

Un momento mágico que con tiempo y mucha organización, preparó Raúl Pulido la pareja de Rebeca y casualmente el realizador del programa televisivo ‘Gente Maravillosa’, a donde había acudido la periodista.

Una vez terminó el vídeo, Rebeca volvió a repetir la oferta de matrimonio a lo que no dudó en contestar con un «sí, claro».

Su actual pareja y futuro prometido, se mueve profesionalmente en el mismo ambiente que la comunicadora, pero este detrás de las cámaras y es el realizador del programa que le dio la sorpresa a Rebeca.

Sin lugar a dudas un momento que quedará en el recuerdo de todos los espectadores del formato y clavado en la retina de los dos tortolitos que, muy enamorados, lo vivieron con ilusión, y tras el vídeo fue Raúl el que entró en escena para abrazar a Rebeca.

En ese momento el técnico también quiso aprovechar la oportunidad de mandarle un saludo a sus futuros suegros, Lali y Esteban, que estaban viendo el programa desde casa de manera virtual.

El realizador comentó que no era la primera vez que había hablado de matrimonio con su chica, aunque esta vez sabía que sería la definitiva, se puso manos a la obra y encontró en esta idea la fórmula perfecta para proponérselo. «He tenido que venir a Gente Maravillosa y montar este guirigay para que me diga que sí», dijo Raúl. Por su parte, la comunicadora reconoció que «es una maravilla de hombre» y que, por tanto, no podía decir otra cosa que «sí».

Como no podía ser de otra forma, los dos cerraron este momento con un beso de despedida, Raúl se marchó al control televisivo para seguir realizando el programa y Rebeca se despidió de la mayor sorpresa que había recibido en su vida hasta ahora.