Fotografía de todos los concursantes de Masterchef Celebrity 5

La enfermedad de una concursante de 'Masterchef' que la dejó sin gusto y olfato

Lucía Dominguín confesó en el talent culinario cómo perdió dos de sus sentidos

La última entrega de 'Masterchef Celebrity 5' terminó con la expulsión —por segunda vez— de Lucía Dominguín. Un abandono que supuso una avalancha de críticas contra el programa. Pero, pesar del poco tiempo que ha durado la actriz en el programa, hemos podido conocerla con más profundidad. 

Dentro de las cocinas del talent culinario, la hermana de Miguel Bosé nos ha ido dejando ver algunos detalles de su vida. Así sucedió en una de las pruebas, cuando desveló las secuelas que le había dejado una enfermedad. 

logo TwitterNUEVO Y GRATIS: Las noticias que a ti te gustan, ahora también en Twitter. No esperes más, pincha ahora aquí y síguenos ya. ¡TE ESPERAMOS!

Tras la prueba de exteriores en el chiringuito de Raquel Meroño, los concursantes se enfrentaron a un reto muy complicado en la eliminación: los aspirantes tuvieron que recrear una tarta sin poder verla, tan solo utilizando sus sentidos para descubrir los ingredientes. 

«Estoy bloqueada. No puedo con esto», rompió en llanto Lucía Dominguín durante el cocinado. La actriz confesó entonces el nivel de dificultad que suponía para ella esa prueba. 

La afección de Lucía Dominguín Bosé

La hija de Lucía Bosé padece una alteración olfativa que le impide percibir los olores y, por lo tanto, el 100% de los sabores, porque ambos sentidos están ligados. Dos síntomas que también tienen las personas que han padecido el coronavirus.

Sin embargo, en el caso de la madre de Bimba Bosé no tiene nada que ver con este virus. En los pacientes con Covid-19, este síntoma se produce de una forma más repentina y abrupta y, además, no suele ir acompañada del taponamiento nasal que es característico de los resfriados. 

Al contrario que con el coronavirus, en un resfriado o una sinusitis, la pérdida del olfato se produce al mismo tiempo que la congestión nasal y como la sensación del olfato está directamente relacionada con los sabores, esto puede llevar a la pérdida del gusto

El caso de Lucía Dominguín encaja con el diagnóstico habitual de la anosmia, una enfermedad que surge a partir de una inflamación intranasal y que puede ser temporal o crónica. 

La pérdida del olfato y el gusto en la actriz surgió a partir de un fuerte catarro hace seis años y aunque ella trabaja para recuperarlos, todavía no lo ha conseguido. «Perdí el olfato hace seis años. Yo nunca he estado enferma, pero me bajaron las defensas. Lo estoy recuperando gracias a la homeopatía y la acupuntura», explicó en 'Masterchef Celebrity'. 

En la parte interior de la nariz tenemos unas neuronas que se encargan de llevar determinada información al cerebro y que este descifre a qué se corresponde cada olor. Sin embargo, en las personas que sufren de anosmia, el nervio olfativo suele trabajar de una forma anómala. 

Hay dos formas distintas de tratar la afección. Por un lado, utilizando un tratamiento farmacológico que implica el uso de aerosoles nasales e inhalaciones de vapor. Por otro lado, el tratamiento quirúrgico, que se utiliza cuando existe una desviación del tabique nasal, un problema de pólipos o la hipertrofia de cornetes inferiores

Es por este motivo que los expertos destacan la importancia de prevenir y recomiendan no exponerse demasiado a gases tóxicos y/o contaminantes, vacunarse en la temporada de gripe, hidratarse correctamente y evitar el contacto con determinados alérgenos. 

Fue esta afección la que consiguió derrotar por primera vez a Lucía Dominguín en las cocinas de 'Masterchef Celebrity'. A pesar de que en aquella prueba de eliminación vivió uno de los momentos más duros del programa, la actriz supo remontar y consiguió ser la concursante repescada. Pero su vuelta a las cocinas fue completamente fugaz y tan solo duró una semana.