Imagen de archivo de Carme Chaparro

'¿Vamos a morir, mamá?': La desgarradora confesión de Carme Chaparro y sus hijas

La periodista ha reconocido lo mal que lo han pasado sus niñas

Poco a poco el mundo de la televisión va retomando su nueva normalidad, aunque nada parecida con la antigua. En este proceso de desescalada muchos son los que ya han vuelto al trabajo y otros que lo harán en breves como Carme Chaparro, que según acaba de confesar ha vivido un auténtico infierno.

El coronavirus obligó a la periodista a cancelar las grabaciones de ‘Mujeres al poder'. 3 meses después, Carme está a punto de retomar su programa con más ganas que nunca. La que fue una de las mejores presentadoras de informativos, ha confesado el sufrimiento que está viviendo por culpa de esta pandemia.

Carme ha reconocido a la revista 'Lecturas' que está muy preocupada por sus padres, a los que tiene lejos, y por su marido, que es cámara y no ha dejado de ir a trabajar. La periodista ha pasado el confinamiento junto a su marido y sus niñas.

La estremecedora pregunta de las hijas de Carme Chaparro

La dureza de la pandemia para Carme ha sido principalmente ver a sus hijas encerradas y totalmente atemorizadas por la terrible situación que estaba viviendo España. «Mis hijas me preguntaban si iban a morir y les dijimos que no, pero que nos teníamos que quedar en casa para proteger a los abuelos», ha explicado Carme a 'Lecturas'.

Es muy desgarrador ver como unas niñas preguntan sobre si morirán o no, y Carme Chaparro ha tenido que pasar por ello. La crueldad de la situación ha hecho imaginarse a sus niñas lo peor.

«Han tenido algún momento triste y de llorar, pero están bien», explicaba la presentadora sobre sus hijas en la revista 'Lecturas'. Por suerte lo malo ya ha pasado y Chaparro  retomará las grabaciones de su programa 'Mujeres al poder' con el objetivo que se estrene lo antes posible si la pandemia lo permite.

«Mi madre vive en Barcelona y mi padre en la provincia, pero en un pueblo. Yo no puedo salir de Madrid para ir a verlos», ha comentado Carme  añadiendo que «mi madre ha estado sola en un piso. Mi padre es diabético y ha pasado dos neumonías muy malas, tenía todas las papeletas para contagiarse».