Primer plano de Ana Rosa Quintana

Urgente: La decisión de Telecinco con Ana Rosa tras el escándalo de su marido

La presentadora de 'El programa de Ana Rosa' recibe la noticia en su peor momento personal

Ana Rosa Quintana está de enhorabuena tras conocerse la última decisión que Mediaset ha tomado respecto a su futuro en la televisión. La presentadora  ha renovado con Telecinco su contrato de larga duración, por lo que queda vinculada con la cadena durante muchos años más. Aunque no se especifica hasta cuándo, lo cierto es que este tipo de contratos tienen una duración de al menos tres años, de hecho su última renovación fue en 2017.

Ana Rosa continuará perteneciendo a Mediaset España, grupo al que aterrizó hace 15 años, mediante un acuerdo destinado a las estrellas de Telecinco, por lo que quedará vinculada en exclusiva a la cadena. Esta buena noticia llega en uno de los momentos más duros para la presentadora tras saberse que el juez de la Audiencia Nacional, a petición de la Fiscalía Anticorrupción, ha procesado a Juan Muñoz, marido de Ana Rosa, por los presuntos delitos de extorsión, descubrimiento y revelación de secretos.

Supone, sin duda, un voto de confianza de la productora hacia la periodista que se ha mantenido al frente de su programa durante toda la pandemia informando sobre la última hora del virus y de la actualidad política mostrándose en ocasiones muy crítica con las decisiones tomadas por el gobierno de Pedro Sánchez. En numerosas ocasiones, sus opiniones han sido aplaudidas y criticadas a partes iguales por los espectadores dependiendo del prisma político con el que se mirase.

Ana Rosa Quintana llegó a Telecinco en 2005 para suplir el hueco que la marcha de María Teresa Campos a Antena 3 dejó en la franja matinal. Poco a poco 'El programa de Ana Rosa' fue ganando audiencia hasta convertirse en el programa líder de las mañanas, no en vano, esta nueva temporada está consiguiendo altos niveles de audiencia que la han situado como la más vista en los últimos 12 años  contando con un 18,8% de share y 737.000 espectadores.