Ana Rosa Quintana en el plató de 'El programa de Ana Rosa'. Madrid, miércoles 22 de abril de 2020

La decisión de Ana Rosa Quintana que la pudo llevar a la cárcel: El informe policial

La trama de corrupción del ex-comisario Villarejo salpicó a la presentadora de televisión Ana Rosa Quintana y a su marido, el empresario Juan Muñoz.

El caso Villarejo aún sigue dando que hablar. La macrotrama de corrupción policial bautizada como Operación Tándem  ha involucrado a numerosas personalidades destacadas de organismos públicos, entidades privadas y particulares que encargaron los servicios de vigilancia del ex-policía. 

La trama de corrupción también salpicó a la presentadora de televisión Ana Rosa Quintana y a su marido, el empresario Juan Muñoz, imputado en la causa por contratar supuestamente a José Manuel Villarejo para espiar a un rival. 

Conversación a tres bandas: Villarejo, Quintana e Inda

Recientemenrte, 'El País' ha revelado un informe de la  Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional, fechado el pasado 20 de febrero, donde se recoge la transcripción de una conversación entre Quintana, el director de 'Ok dario', Eduardo Inda,  y el comisario Villarejo. 

El encuentro a tres bandas se celebró el pasado 6 de julio de 2017 en un restaurante de Madrid y la charla fue recogida por el propio Villarejo a través de una grabación de audio que ahora ha salido a la luz tra su incorporación al sumario del caso.

En esta conversación podemos apreciar como la periodista de Telecinco rechaza los servicios del agente jubilado, una decisión que posteriormente le evitaría estar implicada directamente en una trama de corrupción que la podría haber enviado a la cárcel. 

Quintana rechaza los servicios de Villarejo

En la grabación recogida dentro del sumario del caso, se puede escuchar como  Ana Rosa relata un desencuentro laboral con su productora y Villarejo no duda en aprovechar para ofrecerle su servicio.

«Tú ya sabes que si necesitas algún asesor externo» señala el ex-comisario, que no duda en recurrir a los negocios que había hecho con el marido de Quintana para avalar su trabajo. «Te habrá dicho Juan [Muñoz] que somos eficaces, eh…»  le indicaba Villarejo a la periodista, que con diversas respuestas negaba que necesitase la ayuda.

Algunas de las frases de Ana Rosa que recoge 'El País'  muestran este rechazo. «No, si hay…» o «A ver que esto… esto lo tengo…» son citas que aparecen así cortadas para evitar revelar datos importantes del secreto de sumario del caso. 

«No, pero aparte del tema jurídico, a lo mejor en un momento determinado hay que ponerse un poco creativo para que la gente…» insistía Villarejo ante la negativa de la periodista, que acabó zanjando el tema con un rotundo «No, no… yo creo que no». 

Estas palabras no han pasado inadvertidas para la Unidad de Asuntos Internos de la Policía que investiga el modus operandi de Villarejo, en prisión desde noviembre de 2017.

Sin embargo, según explica la información publicada por 'El País', Quintana declinó hacer comentarios sobre esta conversación desconocida hasta este momento.