Primer plano de José María Iñigo con un micrófono en la mano

Culpan a TVE del fallecimiento de José María Íñigo

La familia continúa con la lucha del periodista por demostrar el origen de su enfermedad letal

José María Íñigo fue uno de los presentadores históricos de TVE, entidad que ahora se enfrenta a un duro proceso judicial por el fallecimiento del periodista.

La familia del histórico comunicador ha continuado la batalla judicial que inició José María Íñigo contra la cadena pública antes de fallecer, el 5 de mayo del 2018. 

Ahora, dos años después de la muerte del periodista, TVE se sentará en el banquillo de los acusados para responder ante la familia de José María Íñigo, que vincula la enfermedad que causó la muerte del periodista con su actividad profesional desarrollada en la corporación.

TVE, a juicio por la muerte del histórico periodista de la cadena: José María Íñigo

logo Instagram¡Síguenos en Instagram! 📸 Las fotos y tus notícias preferidas en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

A José María Íñigo le diagnosticaron en 2015 un tipo de cáncer de pulmón muy poco frecuente y letal que acabó con su vida después de tres años de dura lucha. Se sometió a largos tratamientos de quimioterapia, siempre con una sonrisa y trabajando hasta el último día.

Antes de fallecer, el presentador decidió interponer una demanda contra TVE tras descubrir el nombre y el origen de su dolencia: un caso bastante raro de tumor conocido como mesotelioma pleural.

Se trata de una enfermedad que todos los expertos asocian a la intoxicación por amianto, un componente presente en las conocidas 'uralitas', que han sido un material de construcción comúnmente empleado en España por su reducido coste económico y su gran capacidad aislante.

Es el caso del Estudio 1 de Prado del Rey de TVE, cuya construcción en 1964 empleó fibra de amianto como aislante acústico.

Allí, José María Íñigo desarrolló gran parte de su vida laboral, exponiéndose constanmente a las partículas en suspensión del amianto, que a largo plazo puede derivar en graves problemas respiratorios como el citado tumor canceroso.

Inmediatamente, el periodista puso esta información en conocimiento de la corporación de TVE, que le trasladó la necesidad de interponer una denuncia como única vía para el reconocimiento de su dolencia como enfermedad profesional.

Así, se inició una batalla judicial que la familia del periodista ha tenido que continuar tras su muerte y que dura hasta la fecha.

La familia quiere reconocer la enfermedad profesional de José María Íñigo

Este jueves 21 de enero se celebra la primera cita de este litigio con el que los familiares de José María pretenden que se reconozca como enfermedad profesional el cáncer que provocó la muerte del periodista.

La familia del periodista pretende que la Seguridad Social les dé la razón para pedir responsabilidades a TVE, pues insisten que la exposición del presentador al amianto se produjo durante sus décadas trabajando en los estudios de la cadena pública, que está recubierta con este peligroso material.

La defensa de RTVE alegó en un primer momento que, basándose en la vida laboral de José María Íñigo, la exposición a la fibra de amianto podía haberse producido en su experiencia anterior en una empresa de neumáticos.

Sin embargo, la abogada de la familia del presentador desmontó esa tesis asegurando que el período máximo de latencia de la intoxicación por amianto es de 40 años y el comunicador presentó síntomas más de seis décadas después de trabajar en aquella fábrica de neumáticos.

Además, en declaraciones a 'Vertele', la abogada se ha mostrado muy optimista ante esta primera fase del litigio debido a que existe jurisprudencia de dos casos anteriores. Un técnico y un electricista de la cadena lograron que se reconociese su enfermedad profesional por intoxicación de amianto.

Las indemnizaciones por la muerte del periodista podrían ascender hasta alrededor de los 100.000 euros para la viuda y entre 20.000 y 40.000 para los hijos de José María Íñigo.