Primer plano de María Patiño con gafas de sol azules

Pedro Sánchez, al rescate de María Patiño. Increíble, pero cierto

La periodista tendría que darle las gracias por evitarle un momento 'bochornoso'

Últimamente la periodista María Patiño no deja de ser noticia. Y es que han salido a la luz desde su traición al llamado comando 'DEC' hasta sus problemas empresariales.

No obstante, si hoy está de máxima actualidad es porque Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno, la ha librado de protagonizar en televisión un momento bochornoso.

El origen de lo sucedido

Este pasado fin de semana, concretamente durante la emisión de 'Sábado Deluxe', es cuando la presentadora ha vivido uno de los instantes más vergonzosos de toda su carrera en la pequeña pantalla. Y es que, en pleno directo, se le cayó un diente mientras comía unas gominolas.

María Patiño tocándose la boca al caérsele un diente, que aparece encima de un folio
María Patiño perdió un diente durante el directo de 'Sábado Deluxe' | Telecinco

Esa situación provocó la risa y el cachondeo de todos sus compañeros, que no dudaron en pedirle que abriera la boca para ver el hueco que había dejado la citada pieza dental. No obstante, ella se negó y afirmó que al día siguiente presentaría 'Socialité' con el problema resuelto.

Y así fue, el domingo volvió a presumir de sonrisa. No obstante, sus compañeros de programa le tenían preparada una 'sorpresa' para sacar a relucir nuevamente lo que había pasado en la noche anterior. Por eso, mientras ella daba paso a las distintas noticias, en un faldón comenzó a leerse que ella iba a recibir una visita muy especial: «A María Patiño se le ha caído un diente en directo y hoy viene el ratoncito Pérez».

Sin embargo, en ese momento la salvó Pedro Sánchez. Sí, porque la habitual comparecencia que él realiza los domingos para hablar de la situación por el coronavirus daba inicio. Así, era necesario que 'Socialité' llegara a su fin y que se comenzara a retransmitir aquella en directo. Está claro que la presentadora daría las gracias al presidente del Gobierno porque su intervención fue crucial para evitar que tuviera que revivir un instante que le provocó mucha vergüenza.