Enrique Ponce y Ana Soria

Máxima preocupación por Ana Soria tras ver el suceso en directo

La joven ha vivido un gran susto

Ana Soria y Enrique Ponce se encuentran viviendo un momento muy feliz pues su relación va 'viento en popa'. Y así lo han mostrado en redes sociales e incluso en ciertos actos públicos. Buena muestra de esto son los gestos de cariño que él tuvo con ella durante la corrida que este ha toreado en El Puerto de Santa María.

Unos gestos en dicho coso que luego se transformaron en un verdadero susto. Y es que el diestro sufrió su primera cogida de la temporada. Una situación que provocó la angustia de su chica que, por primera vez, era testigo de un hecho similar. Afortunadamente todo quedó en un susto.

El susto de Ponce y Soria

La joven almeriense asistió encantada a ver a torear a su chico a la mencionada plaza gaditana. Nada hacía presagiar que iba a vivir el primer gran susto como pareja de un torero. Todo sucedió con el primer toro de Enrique Ponce. Justo cuando iba a entrar a matar al animal, este le embistió por el brazo y le lanzó por los aires.

Ana Soria se mostró realmente asustada y angustiada por lo que estaba sucediendo y sus gestos así lo demostraron. No obstante, no hubo que lamentar ninguna tragedia. El torero se levantó por su propio pie y todos los presentes respiraron tranquilos, especialmente su chica, hacia la que se dirigió para que no se preocupara.

Ana Soria muy compungida en la plaza de toros de El Puerto de Santa María tras la cogida de Enrique Ponce
Ana Soria sufrió un enorme susto y preocupación por la cogida de su chico | Gtres

Es más, el diestro fue atendido por los servicios médicos de la herida del brazo y así pudo acabar la corrida sin ningún problema. Todo quedó en un simple percance para él, que está acostumbrado a vivir situaciones de ese tipo e incluso más graves. No obstante, la preocupación está en su novia. Y es que ella ha tenido que enfrentarse por primera vez a ver en directo una cogida de su chico. A tenor de las imágenes está claro que la experiencia ha sido muy dura y que está realmente preocupada.