Violeta Magrinyan en el plató de Supervivientes con el mar de fondo

Violeta Mangriñán estalla contra los que cuestionan la enfermedad que padece

La influencer publica un mensaje en Instagram harta de los que la critican

Hace un mes Violeta Mangriñán acudió a 'Sálvame' para confesar el problema de salud que lleva arrastrando desde hace tiempo. En una entrevista con Carlota Corredera, la ex tronista de Mujeres y Hombres y Viceversa se venía abajo y revelaba entre lágrimas padecer anorexia. Un trastorno alimenticio que amenaza con poner su vida en serio peligro.

Su  trabajo como influencer la obliga a lucir siempre perfecta y esta exigencia le ha llevado a caer en uno de los problemas alimenticios más comunes. Totalmente desgarrada y sin poder contener las lágrimas, Violeta confesaba: «Me obsesiona no engordar». La ex concursante de 'Supervivientes' aseguró que ya se había puesto en manos de profesionales para que le ayudaran a superar la enfermedad.

logo TwitterNUEVO Y GRATIS: Las noticias que a ti te gustan, ahora también en Twitter. No esperes más, pincha ahora aquí y síguenos ya. ¡TE ESPERAMOS!

El inicio de su carrera televisiva fue también el inicio de su obsesión. Por aquel entonces engordó unos kilitos que provocaron no sentirse a gusto: «Estaba hinchada. Me vi tan mal que empecé a obsesionarme. Sigo igual a día de hoy. De 30 días que tiene el mes, hay cuatro en los que me veo bien, pero 26 me veo fatal» aseguraba.

Ser influencuer y exponer tu vida en las redes sociales conlleva ser el blanco de multitud de críticas. Sobre este aspecto, Violeta también habló durante su entrevista en 'Sálvame' donde denunció recibir duros comentarios tras confesar su recaída en la anorexia: «Recibo un aluvión de críticas desde que he confesado mi recaída. Me dicen muchas malas palabras cuando subo algunas cosas de mi dieta o de mi rutina, pero ya estoy acostumbrada a ello. Me dicen que estoy normalizando la situación, pero creo que no estoy normalizando nada, solo expongo lo que me pasa» contaba.

Aunque en ese momento la televisiva aseguraba estar acostumbrada, lo cierto es que las últimas críticas recibidas en su cuenta de Instagram, donde muchos ponen en duda la enfermedad por la que está pasando, ha hecho que Violeta estalle contra todos ellos publicando un mensaje de lo más contundente.

Violeta contesta a los que dudan de su enfermedad

«No me sorprende ya nada a día de hoy, nada es nada...pero no puedo evitar sentir asco cada vez que leo ese tipo de cosas. ¿Qué les pasará a esas personas por el cerebro? Si es que tienen claro...¿y por el corazón? claro, no tienen» publicaba Mangriñán en una de sus stories de Instagram.

Mensaje publicado por Violeta Mangriñán a los que cuestionan su enfermedad
Violeta manda un contundente mensaje a sus haters | Instagram

La razón del mensaje se encuentra en los mensajes que ha estado recibiendo últimamente donde algunos de sus haters cuestionan que realmente lo esté pasando mal cuando en sus vídeos se la puede ver de lo más sonriente bailando o haciendo deporte. «No parece que estés tan mala si sales sonriendo» ha sido uno de los comentarios que ha hecho explotar a Violeta.

«Cuidado con lo que publicas en las redes»

Desde que Violeta confesó su recaída en la anorexia, muchos de sus seguidores han estado analizando con lupa cada una de sus publicaciones. Hay quien piensa que la valenciana debería tener más cuidado con lo que publica, pues muchas niñas la siguen y podrían caer en lo mismo que ella si la toman como ejemplo.

«Porfa no subas cosas de tus hábitos alimenticios y de deporte hasta que no superes tu enfermedad. Muchas chicas jóvenes te siguen y hay que evitar que caigan en ese problema» le escribía una seguidora que le aconsejaba dejar a un lado ciertas publicaciones que pudieran ser delicadas debido a su estado de salud.

Por su parte Violeta se defendía asegurando: «No estoy siendo una mala influencia por reconocer que tengo un problema y querer ponerle una solución con hábitos saludables. Está bien mostrar la ropa nueva o los viajes, pero estas cosas malas también porque somos personas normales» explicaba.