Rocío Carrasco en su documental 'Contar la verdad para seguir viva'

La última vez que Rocío vio a su hijo David: 'Él con su mochila...'

Rociíto ha desvelado la estrategia con la que Antonio David logró quedarse con su hijo pequeño

El mayor miedo de Rocío Carrasco, cuando empezó a grabar su polémico documental, era inmiscuirse en la intimidad de su hijo. El problema es que, el público, no entendería la historia si su protagonista omite ciertos detalles. Por ese motivo, no ha tenido más remedio que hablar de la enfermedad del niño.  

Antonio David fue el primero en comercializar con este drama. Llamaba a los fotógrafos para que pillaran entrando en el hospital, y dio demasiadas explicaciones a la prensa sobre la salud del bebé.  

En el episodio 0 de 'Contar la verdad para seguir viva', Rociíto explicó como su exmarido ganó dinero, y protagonismo, aprovechándose de este problema. Pero, recientemente, ha puesto nombres y apellidos a la enfermedad que el pequeño David padece desde nacimiento.  

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Esta anomalía le convierten en un «un ser muy especial». El joven siempre ha tenido un vínculo muy estrecho con su madre. «Es cariñoso, zalamero y muy gracioso. Estoy muy orgullosa de él», comenta la hija de la Más Grande.  

El exyerno de la Jurado sabía perfectamente donde tenía que atacar. Conseguir la custodia de Rocío Flores era tan solo el primer paso para destrozar la felicidad de Rociíto. Después de ganar la primera batalla, quería convertirse en vencedor de la guerra. Así que, empezó a trabajar para quedarse también con el cuidado de David.  

Antonio David Flores presentó en los juzgados una petición para revisar su convenio de divorcio en 2016. Era la quinta modificación de medidas. En esta ocasión, se aprovechó de la situación psicológica de Rocío Carrasco, y le recordó al juez que su otra hija ya había tenido problemas con ella.  

«Queda demostrado que todo se hace con un fin económico», comenta la hija de la Jurado. En el nuevo convenio, el padre de David, pidió una cantidad de dinero bastante elevada. Y, como ya era costumbre, filtró a la prensa todos los entresijos del proceso judicial. 

Rocío se despidió de su hijo: «Él iba contentísimo» 

Rociíto tenía planeada su boda con Fidel Albiac. Pero, decidieron retrasarla a finales de verano, para que el niño pudiera asistir al evento. Aquel año, el nieto de la Jurado pasó tres meses con su padre, porque quería pasar más tiempo con sus hermanas. Su progenitora no puso ningún impedimento. Sin embargo, tiempo después, se ha dado cuenta de que fue el mayor error de su vida.  

Todo era una trampa. Antonio David no devolvió al niño a tiempo, y esperó a que cumpliera la mayoría de edad para poder quedarse con él. Además, acusó a su exmujer de haberse desentendido del pequeño, y se postuló como un héroe capaz de todo por el bien de su familia.  

«El último día que veo a mi hijo es el 23 de junio de 2016. Esos últimos minutos fueron él con su mochila, sabiendo que se iba con el padre todo el verano, y que cuando el padre lo trajera iba a boda de su madre y de Fidelito», comenta Carrasco visiblemente afectada.  

El tertuliano engañó a David. Impidió que fuera a la fiesta que había organizado su madre, y le hizo creer que no estaba invitado. «Él iba contentísimo, porque iba a pasar el verano con su padre y sus hermanas, porque en agosto era la Feria de Málaga», recuerda Rocío.  

El nieto de la Jurado tenía todo preparado para asistir al evento del año. Su madre le compró ropa, y le prometió que iba a ser un día muy especial. Estaba muy ilusionado con la boda, pero su padre impidió que sus deseos se hicieran realidad.  

Olga Moreno ha declarado, en varios medios, que Rociíto fijó la fecha del enlace en septiembre para no coincidir con su hijo. Pero, la protagonista de 'Contar la verdad para seguir viva' ha demostrado que, justamente eligió ese mes, para que David pudiera estar con ella.