Rocío Flores con su padre Antonio David Flores por la calle

Última hora: los documentos que demostrarían que Rocío Flores ha sido manipulada por su padre

El programa 'Viva la vida' ha aportado nuevos datos acerca de la táctica que habría utilizado Antonio David Flores para separar a Rocío Carrasco de sus hijos

En el programa 'Viva la vida' se ha vivido una tarde muy intensa y llena de emociones, y es que han aportado en exclusiva unos documentos que probarían la total manipulación de Antonio David Flores sobre sus hijos.

Todos ellos, analizados por una psicóloga que ha querido aclarar en qué consiste la alienación parental a la que supuestamente se han visto sometidos Rocío y David Flores. 

Ana María Aldón  y  Terelu Campos, -la cual abandonaba el plató entre lágrimas-, no han podido contener la emoción al hablar sobre las que muchos consideran como las principales víctimas de esta guerra mediática que mantiene la expareja. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Y es que estas pruebas que ha presentado el equipo de 'Viva la vida' dejan muy claro que Rocío Flores ha sido influenciada por su padre. De hecho, el tertuliano llegaba a acusar a Rociíto de tener malas actitudes con sus hijos antes incluso de que nacieran. 

«La madre, en demasiadas ocasiones, no ha procurado a sus hijos la atención y cuidados que estos precisan. Comenzando en esta su actitud incluso antes de nacidos, como sucedió en el caso de su hijo menor, que pese a las reiteradas llamadas de atención y avisos que los médicos y ginecólogos dirigían a la señora Carrasco Mohedano durante su actitud durante el embarazo como por ejemplo el estricto y rígido régimen de alimentación que se sometió a doña Rocío, que bien pudo ser la causa de las deficiencias con las que el hijo menor nació», puede leerse en una demanda que data del 2003.

De hecho, cabe recordar esa demoledora frase que Carrasco pronunciaba en su documental cuando rememoraba ese momento en el que descubría la infidelidad de su marido, y este le decía: «Vas a malparir a mi hijo».

Sin embargo, según la sentencia del Juzgado nº4 de Madrid, Antonio David habría tenido mucho que ver con esa manipulación sobre sus hijos. Y, en concreto, sobre Rocío Flores

«La menor no reconoce a su figura materna como figura autoridad y muestra un conjunto de argumentos encorsetado que resultan muy similares a los mostrados por su padre», ha añadido el programa. «En general, las descripciones de la menor denotan que ha venido compartiendo con su padre la versión negativa de la Sra. Carrasco (atribuyéndole a ella toda la responsabilidad del conflicto, en un clima de confianza mutua entre padre e hija».

Es decir, desde 'Viva la vida' insisten en que Antonio David podría haberse beneficiado de ese vínculo que lo une con su hija para transmitirle una visión negativa de su madre. Mientras, por otra parte, Rocío Carrasco habría luchado por mantener alejados a sus hijos de los problemas conyugales.

«En ambos núcleos familiares existen argumentos contra el otro, pero parece que el padre ha hecho partícipes a los hijos de los problemas derivados de la separación», puede leerse en el documento aportado por la Agencia de la Comunidad de Madrid para la reeducación y reiserción del menor del año 2013.

«Desde el núcleo materno, se ha intentado mantener a los hijos alejados de esas informaciones». Una prueba que pondría de manifiesto el gran interés de Antonio David por involucrar a Rocío y David en su guerra. Mientras, que por otro lado, su madre habría procurado protegerles en todo momento.

«Cuando le informamos que teníamos que dar parte a la Guardía Civil de las agresiones que había sufrido, ella se negó tajantemente a que nada de lo ocurrido saliera del centro. Le dijimos que estábamos obligados y que lo debíamos hacer».

«Ella no paraba de insistir que, por favor, no se mandara ese fax a ningún sitio, que ella no quería perjudicar a su hija y mucho menos denunciarla. Si por ella hubiese sido, ese parte jamás habría salido del hospital. Tenía lágrimas en los ojos».

Sin duda, unos documentos que echan más leña al fuego y que dan algo más de credibilidad a la versión de Rocío Carrasco, aunque las posturas son muy diversas, y ambos bandos tienen tanto detractores como apoyos.