Algunos colaboradores en el plató de 'Sálvame'

Los tres de Sálvame señalados por Rocío Carrasco: 'Son brazos ejecutores'

La hija de 'la más grande' responde a los colaboradores que han cuestionado su papel como madre y quedan en evidencia

El capítulo nueve del documental 'Rocío: Contar la verdad para seguir viva' sigue arrojando luz sobre lo que ocurrió hace 25 años en la vida de Rocío Carrasco y la relación que mantenía con sus dos hijos, Rocío y David. Durante mucho tiempo se ha estado cuestionando el papel como madre de la hija de Rocío Jurado hasta el punto en que varios colaboradores y periodistas han asegurado que no se preocupaba por el bienestar de los pequeños.

Unas acusaciones muy graves que contribuían a menoscabar su imagen pública y que procedían del testimonio de Antonio David Flores. Según Rocío Carrasco, estos colaboradores se encargaban de difundir las palabras del ex guardia civil sin pararse a contrastarlas o, al menos, cuestionarlas.

«Son brazos ejecutores»

Rocío Carrasco ponía nombre y apellido a aquellos colaboradores que se han encargado de enarbolar una campaña de desprestigio con Antonio David a la cabeza. Colaboradores que aprovechaban la ventana que ofrecía 'Sálvame' para gritar a los cuatro vientos lo mala madre que era Rocío Carrasco con afirmaciones muy graves. «Nunca he eludido las responsabilidades con mis hijos. Para mí, mis hijos han sido lo más importante de mi vida desde el día en el que nacieron» explicaba la hija de 'la más grande'.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Durante el testimonio emitido el pasado miércoles 5 de mayo, Rocío Carrasco responde tajante a las acusaciones vertidas por Kiko Matamoros y Gustavo González: «Son brazos ejecutores» asegura señalando a los colaboradores como cómplices de Antonio David Flores. Ellos escuchaban lo que el ex guardia civil les contaba fuera de cámaras para luego difundirlo públicamente.

«Es mentira lo que dice Kiko Matamoros, tengo documentos del neurólogo. Se tiene que seguir creando la imagen por si esa imagen tiene riesgo de caer un poquito, porque que yo tenga esa imagen, a él reporta beneficio económico. Aquí hay muchos intereses creados. Mi hijo tiene necesidades que han estado cubiertas por mí desde el día que nació mi hijo» justifica Rocío Carrasco dejando claro que en ningún momento descuidó la salud de David.

Pero si hubo una colaboradora  de 'Sálvame' especialmente señalada por Rocío Carrasco aparte de Kiko Matamoros y Gustavo González, al que calificó como «cómplice» de Antonio David, esa fue María Patiño. La presentadora de 'Socialité' siempre mantuvo que Rocío Carrasco fue la que se negó a hacer una mediación con su hija, algo que fue tajantemente negado por la hija de Rocío Jurado y demostrado con documentación oficial.

Rocío Carrasco siempre estaba pendiente de sus hijos

Hasta el momento en que tanto Rocío como David Flores decidieron irse a vivir con su padre, Rocío Carrasco siempre ha estado pendiente de sus hijos. Jamás los ha desatendido y ha procurado para ellos el mejor bienestar. No hay que olvidar que, mientras Antonio David Flores manifestaba en televisión que su exmujer no se ocupaba de sus hijos, fue él el que no procuró al hijo menor de asistencia médica cuando se rompió el brazo estando a su cuidado.

«He tenido periodos de 15 días a mis hijos y yo no he salido ni a tirar la basura. Esos 15 días eran para ellos expresamente. Me decían de ir a comer y yo decía que no, que no podía porque estaba con los niños. Yo lo aplazaba todo cuando los niños estaban en mi casa» explicaba Rocío Carrasco. Un testimonio que tanto Terelu Campos como Rosa Benito siempre han manifestado dejando claro que no se separaba de ellos.

Rocío Carrasco no ha necesitado nunca ningún documento donde se le explicara qué tenía su hijo. Desde el mismo instante que dio a luz le pusieron en conocimiento de todo y desde entonces jamás descuidó su historial médico.

«Esta persona se ha dedicado para avalar que yo no me encargaba de los médicos y que me saltaba citas. Yo no me las saltaba, las cambiaba cuando las había programado él, que es muy diferente. Cuando lo veo salir con eso, me siento en el psicosocial, el señor me pregunta si sé las dolencias que tiene mi hijo, porque fui sin ningún tipo de documentación. Recuerdo que me quedé mirándolo y le dije que no me hacía falta traer ningún documento de lo que tiene mi hijo» ha explicado Rocío Carrasco.