Rocío Flores en el plató del programa de  Ana Rosa Quintana

'Temía lo que se le venía encima': El mayor miedo de Rocío Flores al descubierto

La joven era consciente de que la mayoría de edad le traería problemas

El mayor miedo de  Rocío Flores se ha hecho realidad, y es que según ha desvelado María Patiño, la joven temía cumplir los 18 años porque sabía que ya era responsable de sus propios actos, incluida la paliza que le propinó a su madre. Además, sentía verdadero pavor a los medios de comunicación.

«Rocío Flores tenía pavor a cumplir 18 años por lo que implicaba salir a los medios de comunicación», ha explicado la presentadora de 'Socialité'.

Algo, que nada tiene que ver con su actual comportamiento, ya que se ha convertido en colaboradora habitual tanto de 'El programa de Ana Rosa' como del debate de 'Supervivientes', donde no duda en defender con uñas y dientes a la mujer de su padre, Olga Moreno. 

Así, la hija de Rocío Carrasco ha quedado al descubierto, ya que como su propia madre indicaba en el documental: «Yo  tenía dos motivos por los que no contaba mi verdad, lo estoy haciendo hoy, cuando uno tiene 24 y otro tiene 22», ha indicado. Otro zasca a Antonio David, a quien acusa de haber vendido a sus hijos desde que eran pequeños y utilizarlos a su favor. 

Fue a los quince años cuando la vida de Rocío Flores cambiaba para siempre, ya que tras mostrar una gran rebeldía y desafiar constantemente a su madre, por fin se iba a vivir con su padre.

Después de darla una brutal paliza a Rociíto -fue condenada por maltrato habitual a seis meses de libertad vigilada. Se realizó un seguimiento de ella que resultó favorable-, la joven fue capaz incluso de atreverse a denunciar a su madre, todo con tal de que Antonio David consiguiera la custodia completa. 

En ese momento, Carrasco perdía a sus hijos para siempre, ya que poco después su hijo alegaba que la casa de su madre era como una cárcel y que prefería irse a vivir con su hermana y su padre. Unos angustiosos instantes que la mujer de Fidel Albiac  relataba en el último capítulo de su docuserie. 

Por su parte, ella intentó hacer todo lo posible para que la historia no trascendiera a los medios de comunicación, con la clara y única intención de proteger a los niños. Así, aunque ese incidente llegó a oídos de mucha redacciones, jamás se hizo público.

Cabe recordar que la primera vez que Rocío Flores pisó un plató de televisión fue en 2017, cuando iba a recibir a su tía Gloria Camila a su vuelta de Honduras tras participar en 'Supervivientes'. Una experiencia que le hizo perder el miedo, ya que dos años después hacía lo mismo por su padre, cuando aceptó ir a defenderle durante su paso por 'GH Vip'.

Lamentablemente, eso supuso un durísimo golpe para Carrasco, quien no pudo soportar escuchar la brutal defensa de Rocío a su padre, sobre todo tras pasar más de siete años sin verla. Era en ese momento cuando decidía quitarse la vida tomando un bote de pastillas. 

Algo, que no removió en ningún momento a su hija, quien a pesar de ser consciente del suceso, en ningún momento intentó ponerse en contacto con ella para averiguar si estaba bien.

Ahora, sobre todo después de que la hija de 'la más grande' haya relatado el terrible episodio de la paliza, parece que la joven ha tomado la decisión de no querer saber más de ella. Eso, a pesar de que hace unas semanas manifestaba públicamente que había intentado ponerse en contacto con su madre y le hacía un llamamiento público.

«Mamá, nadie te ha arrancado a tus hijos. Llámanos, habla con nosotros. Estamos aquí». Un llamamiento que no obtuvo respuesta, ya que según alega Carrasco, los especialistas le han recomendado mantenerse al margen ya que sería como «volver al punto de partida».