ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Stefany durante uno de los programas de 'La isla de las tentaciones'

El surrealista caso de Stefany, la soltera que ha hecho historia en 'La Isla de las Tentaciones'

La barcelonesa está teniendo un paso complicado por el programa

La tercera temporada de 'La Isla de las Tentaciones' está consiguiendo ser un verdadero éxito televisivo. Y eso se debe a que este año sus concursantes se están dejando llevar más que nunca y a que algunos de ellos están dando mucho que hablar.

Entre esos se encuentran Lucía, que rompió con Manuel de forma espléndida, o Lola, que es la reina de la incoherencia y del afán de protagonismo.

No obstante, de la misma manera, tampoco podemos olvidarnos de Stefany. Sí, de la soltera apocada que ha conseguido hacer historia en el programa. Claro, porque es la única tentadora a la que le 'han puesto los cuernos' y, además, por partida doble.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Lo que nunca había pasado

'La Isla de las Tentaciones' es un programa que tiene un doble objetivo. Por un lado, intenta que las parejas pongan a prueba su relación. Por otro, lo que pretende es que los solteros y solteras puedan encontrar el amor.

Sin embargo, en ocasiones las cosas se tuercen y no surge todo como se esperaba. Y eso es precisamente lo que ha sucedido con Stefany. Sí, porque la joven acudió al reality dispuesta a hallar a su 'media naranja', pero con lo que ha dado ha sido con calabazas. Exactamente con dos y bastante grandes, por cierto. Vamos, que parece que estaban de oferta para ella, lo que se llama un 2 x 1.

Las primeras calabazas para Stefany

Desde el inicio de 'La Isla de las Tentaciones', la citada soltera se sintió atraída por Manuel, el novio de Lucía. Es más, parece que ese feeling fue mutuo. De ahí que no dejaran de tontear y que él le diera sus citas a ella sin pensar.

Ella 'se las veía felices' hasta que apareció en escena Fiama. La llegada a la villa de los chicos de la exconcursante de la primera edición estropeó sus planes. Y es que el gaditano nada más ver entrar a esa por la puerta ya no tuvo ojos para ninguna más.

Stefany sentía que Fiama podía robarle al andaluz e intentó jugar sus cartas de seducción. No obstante, llegó tarde. Sí, porque cuando ella, cual tigre atacando a la gacela, se lanzó a besar a aquel, ese ya había tenido más que palabras con la recién llegada. Y es que el joven no tuvo 'la manita relajá', como le había pedido su novia.

De esta manera, fue como la barcelonesa de 25 años recibió sus primeras calabazas. Se quedó compuesta y sin chico dentro de la villa.

Las segundas calabazas para Stefany

La tentadora se sintió humillada por los 'cuernos' que Manuel le había puesto. Sin embargo, pensó que el concurso continuaba y tenía que buscar nueva presa. Y ahí, en medio de esa búsqueda, apareció Jesús, el novio de Marina, cual cervatillo despistado.

El sevillano estaba dolido con la actitud de su chica, que cada vez estaba más cerca de Isaac, y quería 'devolvérsela'. Por eso, cuando vio acercarse a Stefany no se lo pensó. Cayó en sus redes de manera intencionada, a pesar de que era el segundo plato. Sí, porque el primero había sido Manuel.

No obstante, en ese caso ni Jesús ni Stefany demostraron mucha dignidad. Se hicieron creer a sí mismos que se gustaban y así empezaron a protagonizar besos y caricias. Eso sí, nadie se creía mucho esa historia porque sus besos eran fríos y sin ganas. Más que sentir pasión parecía que chupaban sellos.

Pero todo ha cambiado hace unas horas. El sevillano, en la recta final del concurso, se ha fijado en Lara y viceversa. De ahí que se hayan dejado llevar. Tanto es así que se han besado y que incluso han dormido juntos.

Él ha sido el que, al día siguiente, ha dado cuenta a Stefany de lo sucedido. Y la cara de esta ha sido de absoluta perplejidad. No se podía creer que, por segunda vez, le hubieran dado calabazas. Tanto es así que incluso se ha puesto a llorar y a manifestar que quería irse. Lógico, a nadie le gusta ser la 'secundona' por segunda vez, valga la redundancia.

Por esto, es por lo que la tentadora ha hecho historia en 'La Isla de las Tentaciones'. De manera inaudita, va a volver a casa habiendo recibido 'más cuernos' que las propias chicas que acudieron al programa con sus novios. Lo nunca visto. Increíble, pero cierto.