Tom Brusse y Sandra, vestidos elegantes, sentados en el sofá del programa 'La Isla de las Tentaciones'

Sandra descubre una infidelidad de Tom con otra concursante de 'La casa fuerte'

No hicieron falta más de cinco minutos para descubrir un nuevo desliz del exnovio de Melyssa Pinto

Parece que Tom Brusse se obsesiona en no enseñarnos ninguna otra faceta suya que no sea la de ser infiel a sus parejas. Si en  'La isla de las tentaciones'  vimos como traicionaba a Melyssa Pinto  con la tentadora Sandra, ahora vemos que la historia se repite y se resiste a darle una tranquilidad absoluta a su actual pareja, poniéndole la convivencia muy complicada con otra de las concursantes y con la que según parece habría tenido un lío de una noche.

Tom empezó después de 'La isla de las tentaciones' una relación con Sandra Pica, aunque le fue infiel con su ex Melyssa, una  infidelidad que fue perdonada para empezar así una relación consolidada y que incluso intentaron vender a varias  revistas  para ser pillados entrando a una inmobiliaria y a una tienda de ropa de bebés para hacer creer que iban a vivir juntos y que además, iban a ser padres. La trama se les fastidió cuando el paparazzi los destapó mostrando unos audios donde la propia Sandra negociaba fotos por esta hipotética exclusiva dejando muy claro que todo estaría montado para hacer dinero.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Cuando empezó la pre convivencia en 'La casa fuere', Sandra y Tom se saludaron con  Samira, aunque des del primer segundo vimos que algo iba mal entre ellos, pues las indirectas y los ataques corrían como la pólvora para a los pocos minutos descubrirse la guinda del pastel.

Según ha contado Mari Cielo Pajares, también concursante de la actual edición. Samira no tardó más de tres minutos en decirle a Sandra que había tenido un rollo con su novio mientras que ya estaba saliendo con ella. Esto no sorprendió para nada a Sandra ni tampoco a Tom, pues esto empezó a hablarse días antes en los platós aunque Samira nunca llegó a confirmarlo siempre escudándose en las medias verdades y los silencios cómplices.

En un primer momento Tom ha intentado desacreditar la historia de Samira pero a medida que iba avanzando el relato el joven ha empezado a recular. Samira ha contado que una noche quedó con Tom para tomar algo y que luego fueron hasta la casa de él. Este le invitó a subir a su casa pero ella declinó la  invitación  cuando este dijo que no tenía bebidas en su hogar.

Al día siguiente Samira le volvió a escribir para invitarlo a su casa, una invitación que no fue correspondida por Tom aunque el día anterior se besaron y tuvieron un trato muy cómplice mientras este le aseguraba que no estaba con Sandra y que era medio soltero.

La ridícula excusa de Tom Brusse que no ha convencido

Tom ha intentado sin éxito volver a desacreditar el testimonio de Samira pero ha habido una prueba que Tom no ha sabido defender. La joven ha contado que en su móvil se puede ver la ubicación que le mandó Tom para llegar a su casa y además, ha sido la propia Samira quién ha acusado a Tom de invitarla a subir a su piso para pasar a mayores.

Lo más sorprendente ha sido la explicación de Tom y que ha asegurado que la invitó a subir para que viera su piso. Una versión difícil de creer si nos basamos en que era una hora tardía de la noche, habían bebido y no había luz. Por si esto fuera poco, el piso dónde se encontraba el joven es un apartamento que este se alquiló solamente para un mes y totalmente sin ningún tipo de personalización. Todo esto ha hecho que Sandra haya empezado a desconfiar de su nuevo novio.