Rocío Carrasco en su documental 'Contar la verdad para seguir viva'

A Rocío Carrasco le llueven las demandas: Nuria Bermúdez contraataca de forma legal

Nuria Bermúdez anuncia que piensa tomar medidas legales contra Rocío Carrasco tras las acusaciones que ha hecho en contra suya

Las consecuencias que ha traido consigo el documental de Rocío Carrasco no se han hecho de esperar, y si bien hace una semana Antonio David  tomaba la determinación de denunciar a su ex por el impago de la pensión a sus hijos, a esa demanda se suma la de Nuria Bermúdez, quien adquirió gran protagonismo en los últimos capítulos de la docuserie.

El que fuese Guardia Civil alega que Rociíto le debe 200 euros mensuales desde hace unos tres años. Una cifra que ascendería en total a los 7.000 euros, y es un delito que está penado con hasta un año de cárcel y una multa económica.

De ser cierto, el documental le pasaría factura a Carrasco, y estaría en graves problemas ya que ese dinero fue impuesto debido a que su hijo David se considera como dependiente económicamente. Una historia que parece repetirse, ya que en su momento, Rocío también le demandó por el impago de la pensión durante varios años, cuando los niños eran pequeños y quedaron a su cargo.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

En total, le debería unos 60.000 euros, aunque el juicio sigue pendiente. De momento, la Audiencia de Madrid ha confirmado que la fecha estaría cerca, por lo que Antonio David y Rocío Carrasco se verán las caras en el juzgado. 

Y otra que ha tomado la decisión de demandar ha sido Nuria Bermúdez, quien mantenía una relación con  Emilio Rodríguez Menéndez, el abogado que destruyó la vida de Rociíto y que Antonio David contrató para desprestigiarla mediáticamente. 

Lo cierto es que el pasado de Rodríguez Menéndez es bastante polémico, ya que dejó en muy mal lugar a muchísimo rostros conocidos a los que acusaba de cosas horribles. De hecho, logró sembrar el terror en Rociíto. «Pasó del miedo a infundir verdadedero terror».

Ahí entraba en juego Nuria Bermúdez, la que Carrasco asegura que le hacía llamadas extrañas. «Era una situación terrorífica, de no dormir por la noche. Yo no sabía con que me iba a despertar al día siguiente. Yo miraba todo... el coche, la casa... y nosotros no sabíamos que nos podía pasar», relataba en su documental.

«Rodríguez Menéndez tenía muchos contactos y tenía atemorizadas a personas muy influyentes de este país. Era terrorífico y a Antonio David le viene como anillo al dedo. Lo usa y lo utiliza para llevar a cabo lo que él quería. Empiezo a recibir llamadas muy extrañas de conocidos y desconocidos», atestiguaba Rociíto. 

De hecho, una de esas personas que la llamó fue Nuria Bermúdez. «Me llamó para quedar conmigo para darme información que me serviría para mi separación. Yo ya sabía lo que pretendían. Querían que fuera con Fidel Albiac y le sacarían una foto con Nuria, a mi me eliminarían y a buscar el escándalo... como siempre han hecho».

Ante esas acusaciones, la modelo ha movido ficha contra Carrasco, y ha emitido un comunicado en el que promete tomar medidas legales.

«En el docureality 'Contar la verdad para seguir viva', la Sra. Carrasco imputó que mi representada se puso en contacto con ella y su actual marido, Fidel Albiac, para bajo el pretexto de facilitarle una información que benficiase en su divorcio, aprovechase el momento de la cita para que un tercero captase imágenes de Fidel Albiac y mi mandante y una vez manipuladas, borrando la imagen de Rocío Carrasco, fuesen utilizadas para algún fin que perjudicase a la pareja».

«Dicho relato es absolutamente falso, puesto que Doña Nuria Bermúdez no conoce, ni ha tratado jamás con la Sra. Carrasco, ni personal ni telefónicamente. Dichas acusaciones atentan contra el derecho al honor de mi representada por lo que emprenderé las acciones legales necesarias contra Rocío Carrasco para salvaguardar los derechos de mi patrocinada», podía leerse en el texto enviado por parte del abogado a la revista 'Semana'.