Montaje con imágenes de Gloria Camila y José Ortega Cano y Fidel Albiac

Rocío Carrasco y su familia podrían acercar posturas gracias a Fidel Albiac

Ana María Aldón hace todo lo posible por mediar entre ambos bandos, mientras que Fidel Albiac casi se ve las caras con Ortega Cano y Gloria Camila

El documental de Rocío Carrasco está consiguiendo lo impensable, que hasta los protagonistas más inesperados acerquen posturas. Así, mientras que Ana María Aldón asegura haberse llevado una enorme decepción con Antonio David y se ha posicionado totalmente a favor de Rociíto, también Ortega Cano y su hija Gloria Camila parecen estar moviendo ficha.

Algo, que también ha decidido hacer Rocío Flores, hija de Carrasco, quien hace poco le hacía un llamamiento desesperado a su madre para hablar con ella. 

«Me ha parecido muy bien, me ha parecido que ella ha hablado desde el corazón, y ella misma lo ha dicho, que está cansada y no puede más con la situación que está viviendo. Y no solo habla de ella, también de su hermano. Me parece una llamada de una hija desesperada que no puede con la situación», aseguraba Ana María Aldón en 'Viva la vida'.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Además, pronunciaba unas palabras intentando mediar entre madre e hija, quizás intentando hacer reaccionar a Rociíto. 

«Según dice Rocío Carrasco, lo que provoca el rechazo es que todos tienen contacto con  Antonio David Flores. Yo creo que sería buen momento de dejar la mochila que lleva 20 años arrastrando de no querer saber nada, por lo menos con sus hijos. Si con los demás no quiere saber nada pues sí, pero al menos con sus hijos», aseguraba.

Por otro lado, el mismo día se producía un inesperado acercamiento entre Ortega Cano y Fidel Albiac, pareja de Carrasco. Un encuentro que tomaba por sorpresa a ambas partes, ya que mientras el diestro y su hija estaban disfrutando de un aperitivo al sol en una terraza de Madrid, de pronto vieron pasar por al lado nada más y nada menos que a Albiac.

En principio, el marido de Rociíto se dirigía a una farmacia cercana. Y, curiosamente, ni el torero ni su hija se percataron de que este había pasado tan cerca de ellos, aunque si lo hubiesen hecho, puede que eso no hubiese cambiado en absoluto la situación. 

Desde que explotara la bomba del documental, Rocío vive escondida en su casa, muy protegida, y es Fidel el que se encarga de moverse de un lado para otro encargándose de arreglar todos sus asuntos. De hecho, la próxima vez que la veamos salir a la luz pública será el miércoles que viene, cuando aparezca en el plató de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva', donde aprovechará para explicar en primera persona lo que cuente en su relato.

Rocío Carrasco lleva años sin hablarse con sus hermanos, y tal y como ella misma desvelaba en los últimos episodios, este distanciamiento tiene mucho que ver con que esa parte de su familia se lleve tan bien con Antonio David.

Algo, que parece que Rociíto no es capaz de perdonar, ya que en cierta forma se siente traicionada por Ortega Cano, al que su ex se atrevía a amenazar en pleno directo después de que el diestro denunciase públicamente el maltrato al que la había sometido durante años. 

Sin embargo, visto lo visto, parece que tanto Ana María Aldón como su marido, están dispuestos a limar asperezas y favorecer un acercamiento. Eso sí, en el momento en que Rocío Carrasco esté lista para dar finalmente ese paso que tanto le cuesta, ya que no se atreve siquiera a cogerle el teléfono a su hija.

Pero, la parte buena es que la hija de 'la más grande' ya se haya animado a romper un silencio en el que llevaba sumida más de 20 años, pronunciándose al fin y contando su verdad al mundo. Ahora, solo cabe esperar si el documental consigue lo imposible y al fin se produce un reencuentro entre ella y sus hijos, o la ansiada reconciliación con una parte de su familia.