Rocío Carrasco a la izquierda y Olga Moreno y David Flores Carrasco a la derecha

David Flores Carrasco: 'Sabía que vendrías, mami'

Rocío Carrasco, indignada con Olga Moreno y Antonio David por ocultarle un ingreso hospitalario de su hijo a finales de 2010

El episodio 8 de la docuserie 'Rocío: contar la verdad para seguir viva', dio mucho de sí y provocó la indignación profunda de Rocío Carrasco en muchos momentos del capítulo, uno de los más duros que se han emitido hasta el día de hoy. En el episodio de ayer, se habló y mucho de Olga Moreno, hasta ahora casi inédita en el relato de Rocío Carrasco.

Rocío Carrasco aportó algo más de luz para conocer la verdadera cara de la mujer de Antonio David, que en los últimos 20 años apenas se le ha puesto en duda su papel de madre.

«Sabía que vendrías, mami»

Hablando de la actitud de Olga y la supuesta mala influencia sobre los niños en la relación con su madre, la hija de la chipionera desveló algo asombroso. La historia fue que en plena época en la que Rocío Flores ya se llevaba mal con su madre, los dos hermanos pasaron juntos las navidades de 2010 con Antonio David y Olga Moreno y según cuenta Rocío, esta les llamó pero no le cogieron el teléfono de Carrasco ni le devolvieron la llamada en ningún momento.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Cuando Rocío Carrasco pudo contactar con su hija, la joven le contó que su hermano David había sido ingresado en el hospital. Según el relato expuesto este miércoles por Rocío Carrasco, al llegar a la habitación vio a Olga Moreno dentro de la cama junto al pequeño. Embargada por la emoción, la protagonista de la docuserie recordó las palabras de su hijo: «Sabía que vendrías, mami. ¿Ves como ha venido, Olga?», dejando entrever que le habían dicho a David que su madre no la visitaría.

«Me pareció cruel, asqueroso y deleznable. Eso no se hace, aunque su madre fuera la persona más perra ni más hija de puta del mundo», se lamentó. A su vez, Rocío relató que unos minutos más tarde apareció por la habitación Antonio David y se pasó «20 minutos de reloj» vomitando en el cuarto de baño, según Carrasco, por el miedo que le tenía a la madre de sus hijos: «Tiene huevos en la televisión, pero en persona no».

«Me he dedicado 6 años de mi vida a cazar piojos»

Por otro lado, en el capítulo de ayer se emitieron unas imágenes de Olga Moreno siendo entrevistada en el 'Deluxe' contando una historia totalmente distinta a la de Rocío. Según afirmó en su día la mujer de Antonio David, Rocío Carrasco no acudió al hospital hasta cinco días después de que David ingresase allí. Además, Olga contó que David prefería estar con ella antes que junto a su madre biológica, algo que Rocío desmintió de forma categórica.

Además, Rocío Carrasco contó este miércoles en el episodio 8 de su docuserie algo que, de ser cierto, deja en mal lugar a Antonio David y Olga. El caso es que los niños llegaban a casa de Rocío cada 15 días, llenos de piojos. «Me he dedicado 6 años de mi vida a cazar piojos. De mi casa se iban los niños como dos pinceles. En mi casa no había sitio para más productos», relató la protagonista del documental llena de rabia e indignación. 

La mala influencia de Olga Moreno que indigna a Rocío Carrasco

Asimismo, Carrasco relató otros episodios relacionados con la influencia de Olga Moreno en Rocío y David Flores. Hubo una ocasión en que Rocío apareció con unos collares de cuero en el cuello y su madre le acabó diciendo que se los quitara porque podía hacerse daño al jugar, aceptándolo la joven de mala manera.

El caso es que, días después, tras volver de pasar unos días con Antonio David y Olga, Rocío apareció con ellos puestos de nuevo y le hizo llegar un mensaje de Olga Moreno, que afirmaba que ella era «una madre» por no ponerle trabas a la hora de llevar dichos collares.