Rocío Carrasco llorando en su documental

Rocío Carrasco lo cuenta entre lágrimas: «Antonio David intentó tirarme por la ventana»

La protagonista de la docu serie ha mostrado una prueba clave que tiraría por los suelos la versión de su exmarido

Rocío Carrasco  ya no tiene miedo y lo está contando todo delante de las cámaras de Telecinco. La cadena ya advirtió de que había más de sesenta horas de grabación en las que la hija de  Rocío Jurado contaba lo más grande y relataba con pelos y señales como era su vida al lado de Antonio David Flores. Una relación que empezó como idílica, pero que se fue torciendo a los meses y que acabó con episodios muy duros y que están conmoviendo a todo el país.

Si la semana pasada nos pareció muy duro escuchar como Rocío Carrasco narraba la primera agresión de su exmarido, estirándole del pelo y golpeándola contra una mesa, hoy hemos conocido unos hechos mucho más estremecedores y que sin lugar a duda, nos ha arrancado a todos una lágrima en nuestros salones. Estos sucedieron cuando la pareja ya no estaba bien y estos se encontraban esperando el segundo embarazo, concretamente el de David Flores junior.

En ese punto, Antonio David Flores ya se veía con una de sus amantes y lo hacía delante de Rocío Carrasco sin ningún tipo de pudor. Esta, no pudiendo soportar esa escena, le suplicaba que la llevase a casa y este, sabiendo que su mujer estaba embarazada, la invitaba a que volviese a casa caminando, ya fuese de noche o bien de día y con cuarenta grados a la sombra, recorriendo una hora y media de camino bajo un sol abrasador.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Sin embargo, esto no ha sido lo más fuerte. Rocío ha contado que en una de las noches que Antonio David salió de fiesta y ella se quedó en casa, ocurrió uno de los peores momentos de su relación con el ex colaborador de  'Sálvame'. Carrasco se encontraba en la habitación matrimonial llorando, mientras que su marido aparecía a las siete y media de la mañana después de pasar unas largas horas de fiesta.

En ese momento, Rocío llevaba un camisón y este fue arrebatado por Antonio David y que la revoleó hasta una de las ventanas que había en la habitación en la que dormían. Fue entonces cuando según Carrasco, su marido la empujó y sacó la mitad de su cuerpo por la ventana, apretando así su estómago contra la cornisa y convirtiéndolo así en un objeto opresor de la tripa que estaba guardando el embarazo del segundo hijo del matrimonio.

Seguidamente, Rocío le dijo a Antonio David que se asegurase de que cuando la tirase para abajo, se asegurase de que quedaba muerta del todo. Fue entonces cuando Flores recapacitó y la soltó.

Rocío sufrió durante todo su segundo embarazo

La protagonista de la docu serie ha relatado algunos de los episodios que vivió durante su segundo embarazo. Entre estos se encuentran lipotimias y perdidas de sangre que le preocuparon mucho y que le hicieron temer lo peor. Un médico llegó a decirle a Rocío que había perdido el tapón mucoso y que tenía que reposar para que no acabara pasando lo peor. Ella se calló y no contó que este reposo no lo podría cumplir, debido a la mala vida que estaba teniendo dentro de su entorno.

Durante todo este tipo, ella protagonizó grandes broncas con su ya exmarido y fue descubriendo todo tipo de evidencias y que la llevaban a descubrir infidelidades y mentiras de Antonio David, que lejos de estar a su lado, se dedicaba a dejarse ver por todas partes en compañía de otras mujeres y lejos de su mujer y que estaba esperando el segundo hijo de ambos.

Cuando se empezó a hablar del episodio de la ventana, Antonio David se defendió diciendo que eso no había ocurrido por qué esa ventana estaba sellada con una reja. Sin embargo, Rocío ha aportado un documento firmado por el responsable de mantenimiento y que asegura que ese mecanismo no se instaló hasta el año 2010, invalidando así la versión del colaborador de televisión.