Raquel Mosquera a la salida del hospital

La recuperación de Raquel Mosquera en entredicho: 'Isi estaba en contra del alta'

La peluquera ha pasado varias semanas internada tras sufrir un brote psicótico

A Raquel Mosquera le está pasando factura el documental de Rocío Carrasco, de eso no cabe duda. De hecho, debido a la tensión vivida tras el estreno de la docuserie, la peluquera terminaba sufriendo una recaída en su enfermedad y era internada debido a un brote psicótico.

Esta no es la primera vez que la peluquera sufre un bache en su salud, ya que desde que fue diagnosticada con bipolaridad en 2006, en más de una ocasión ha visto como su mente le ha jugado malas pasadas. Eso sí, ha contado una vez más con el apoyo de su inseparable marido Isi para salir adelante. 

Tras dos semanas internada, Raquel recibía la mejor de las noticias después de que le diesen el alta, y aunque su salida del centro fue algo llamativa, ya que abandonaba el hospital Puerta del Hierro cubierta por una manta para no mostrar su rostro, no dudaba en dedicar poco después unas palabras a la prensa. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Mosquera declaraba que tenía muchas ganas de volver a casa con sus dos hijos y su marido. Los médicos me han ajustado la medicación y me han dicho que me lo tome todo con más calma, le explicaba a los medios. Y no cabe duda de que la peluquera se ha visto sometida a una gran presión, sobre todo después de que Rociíto arremetiese duramente contra ella en la docuserie y también hablase de su padre,  Pedro Carrasco.

Además, la peluquera confesaba que tenía pensado reincorporarse al trabajo lo antes posible, aunque administrándose las horas para no volver a sufrir otro brote.

Al parecer, los médicos consiguieron estabilizarla poco a poco cambiándole la medicación, aunque según las nuevas informaciones, la viuda de Pedro Carrasco no está del todo recuperada. Y es que ni siquiera su propio marido, Isi, habría estado de acuerdo en que le dieran el alta.

Así lo cuenta el portal Informalia, donde afirman que Mosquera se marchó del hospital en contra de la voluntad de su marido y de sus médicos, quienes no consideran que esté preparada para volver a su vida normal, y más con el escándalo de Rociíto arrasando con todas sus fuerzas.

Así, a pesar de que ella ha querido restarle importancia al asunto, su propia familia parece poner en duda su recuperación. De hecho, alegan que Isi, quien se ha tenido que enfrentar al acoso de los medios y cuyas acciones se ponen constantemente en duda, -su restaurante está en el punto de mira-, habría preferido que su mujer continuase ingresada. 

Sin embargo, el fuerte carácter que se gasta Raquel habría jugado en contra. Y es que aquellos que la conocen la tachan de tozuda y perseverante cuando de conseguir algo se trata. 

Una decisión que habría tomado la peluquera por su propia cuenta, quien recientemente se ha mostrado bastante molesta con los comentarios que aseguran que llegó en muy malas condiciones al hospital. «Quería matizar que han dicho que me había puesto muy alterada e incluso gritando. Eso no es cierto, ¿vale?. No es cierto para nada. Y ha explicado: Fui tan tranquila con mi marido y con mi hermana Silvia» .

«Fuimos a visitar al médico y que me ajustasen un poco la medicación, porque con esto del coronavirus no pude ir las dos o tres veces que me tocaba. Ni mi marido perdió los nervios ni yo tampoco».

Según Raquel, ahora se encuentra bien, aunque los disgustos no le vienen nada bien. Y precisamente por eso tomaba la decisión de alejarse de todo lo relacionado con el documental de Rocío Carrasco, que aunque es algo complicado, ya que es un tema que está ahora mismo en boca de todos, la peluquera reconoce que hará todo lo posible por mantenerse distanciada del tema por su propio bien.