Raquel Mosquera en su tienda de ropa

Raquel Mosquera no se calla contra Rocío Carrasco: 'Lo tiene ella'

La viuda de Pedro Carrasco ha respondido este jueves tras las acusaciones de la hija de 'la más grande'

Rocío Carrasco ha vuelto a explicarse con detalle en el episodio 6 de 'Rocío, contar la verdad para seguir viva' y, entre otros temas, Rocío ha hablado sobre cómo fue la relación con su padre, Pedro Carrasco y la que fuera su mujer durante varios años, Raquel Mosquera. La hija de Rocío Jurado ha sido dura con Raquel, de la que ha afirmado no haberla visto «desde hace años» y no tener «ganas» de verla nunca. Carrasco ha explicado que para ella, la peluquera existe solo en lo que «judicialmente se refiere. Voy a seguir como he seguido hasta ahora, poniéndolo en manos de la justicia», desveló.

A colación de las palabras de Rocío Carrasco, la peluquera ha hablado este jueves sobre el reloj que perteneció a Pedro Carrasco y que, según ha relatado Rocío, no pudo recuperar. «Lo de menos es el reloj, pero que sepáis que lo tiene ella. Yo nunca miento y no tengo miedo a nada porque la verdad solo tiene un camino. Cuando una persona ama y quiere con el corazón, eso salta a la vista», ha respondido Raquel a los reporteros de prensa cuando salía en coche de su casa.

La nula relación entre Rocío Carrasco y Raquel Mosquera

Rocío Carrasco se explayó en el episodio 6 de su docuserie y dejó claro la casi nula relación que mantiene con Raquel Mosquera: «La vi en el tanatorio, en el entierro y ya. Para mí esa señora no existe», sentenciaba cuando le preguntaban por la última vez en la que se encontraron. Además, Rocío habló también sobre cómo logró reconciliarse con su padre gracias a Fidel Albiac en el marco de una reunión donde también estuvo presente Raquel Mosquera.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

«Fidel me dijo que si yo no llamaba a mi padre y le decía que viniera a mi casa que él se iba, que yo tenía que hablar con mi padre. Lo llamé. Tuvimos una conversación muy larga en presencia de la que era su mujer en ese momento», contaba casi llorando Rocío Carrasco. «Esa conversación terminó cuando mi padre pidiéndole mi padre perdón a Fidel por lo que sucedió en su día, y pidiéndome perdón a mí diciéndome que me quería y que se había equivocado».

«Todo lo que se ha contado sobre esa reunión por parte de esa mujer (Raquel Mosquera) es mentira. Por mucho que ella diga, mi padre no hubiese dicho nunca: a esta hija de puta no vuelvo a verla. A mí me cortan el cuello y las manos y mi padre no dice eso de mí. Mi padre no se va haciendo eses ni dando volantazos porque hubiese tenido una discusión conmigo. Mi padre se va haciendo eses por otras circunstancias que ella sabe muy bien por qué... Le quedará a ella en su mente. Esa conversación termina con un te quiero», sentenciaba Rocío. 

La versión de Raquel Mosquera que Rocío Carrasco echó por tierra

La versión de Rocío es totalmente contraria a la que contó en su día Raquel Mosquera, que siempre ha dicho que «el último día que se vieron tuvieron la discusión más grande: Pedro y Rocío se vieron una noche, llevaban meses sin hablarse porque él no tragaba a Fidel. Fuimos a casa de Rocío y en el jardín estaban todas las luces apagadas...».

Además, Mosquera aseguraba que «les llevamos los regalos de Reyes a los niños, estaba oscuro, se cayó y no encendieron las luces y nadie salió a ayudarlo. Después de la conversación que tuvieron, que eso no lo cuento, terminó así: Pedro estaba negro y Fidel callado, escuchando. Coge Rocío, de pie y con los brazos en jarras, le dice a su padre: Porque yo, todo lo que tengo es gracias a este señor, señalando a Fidel. No le debo nada ni a mi madre ni a ti».

A su vez, el discurso de la peluquera terminaba con una frase demoledora: «Yo no soy médico, pero esa noche a Pedro se le partió el corazón y me dijo: a esta hija de puta no la volveré a ver nunca más». Mosquera dijo también que «creo que Pedro falleció por esa discusión... Y los psicólogos lo saben. Después de esa discusión, Pedro se pasaba las noches fumando tres cajetillas diarias mirando al cielo», afirmó la que fuera mujer del boxeador.