Rocío Carrasco en su documental 'Contar la verdad para seguir viva'

Una psicóloga sobre Rocío Carrasco: 'No lo recomendaría en ningún caso'

Una experta ha analizado las palabras y el comportamiento de la hija de Rocío Jurado

El documental de Rocío Carrasco se ha convertido en el tema más comentado de la televisión desde que se estrenó el pasado 21 de marzo. 

Son muchas las personas que han salido en defensa de la hija de Rocío Jurado después que contara públicamente, por primera vez, que había sido maltratada por Antonio David Flores.

Sin embargo, también surgieron muchas dudas sobre si su testimonio era cierto no y el principal motivo que llevó a dudar de sus palabras fue la relación que mantenía con sus dos hijos. 

Rocío Carrasco no quiere hablar con su hija

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Rocío Carrasco lleva casi una década sin hablar con su primogénita y otros pocos años sin saber nada de David Flores y esto ha desencadenado en que sean muchos los que hayan dudado de la veracidad de su testimonio. 

La última vez que la colaboradora tuvo contacto con Rocío Flores fue cuando esta le propinó una paliza y ella terminó en el hospital. 

Pero ella misma ha explicado este miércoles, en el espacial que preparó Telecinco, que si no mantiene relación con sus hijos no es porque ella no haya querido, sino porque no está preparada

Rocío Carrasco no ha dudado en defender a su primogénita y ha asegurado que Rocío Flores solo ha sido una víctima  más de Antonio David Flores y que su comportamiento con ella no ha sido más que la derivación del maltrato que la joven también ha sufrido por parte de su padre. 

Aunque la colaboradora ha asegurado que su hija mayor no tiene la culpa de nada, la relación que han mantenido ambas ha sido un golpe muy duro para ella. Tanto es así que incluso estuvo a punto de quitarse la vida cuando empezó a coger protagonismo en la televisión. 

Por esta razón, Rocío Carrasco ha asegurado que el motivo por el que no ha vuelto a hablar con Rocío Flores es porque no se siente preparada para ello y porque sabe que «ella tampoco» lo está.

Así, la colaboradora ha cerrado las puertas de volver a mantener contacto con su hija mayor en un período corto de tiempo. 

«Está más posicionada como víctima de maltrato que como madre»

Tras las confesiones de Rocío Carrasco, en Telecinco no han dudado en contar con la presencia de una psicóloga para analizar sus palabras y la verdad sobre el motivo por el que no quiere retomar la relación con su primogénita.

«Solo me lo explico por un conflicto muy encorado y por un recorrido terapéutico muy complejo y largo», ha destacado Ana Villarubia en 'Ya es mediodía'. «Estar preparado significa estar preparado para la aceptación y para asumir responsabilidades, algo que es muy difícil». 

«Estamos hablando de una mujer adulta de 25 años y ella tendrá que hablar de cómo está», ha señalado en alusión a Rocío Flores.

«En el caso de la madre significa que no está preparada para aceptar un punto de vista diferente y entender que ella puede tener algún tipo de responsabilidades. Es muy difícil pedir perdón». 

Además, la psicóloga ha asegurado que para Rocío Carrasco haber hecho pública su historia tras más de dos décadas en silencio ha sido «liberador» y que no le cabe ninguna duda de que ha decidido salir de las sombras por una «recomendación terapéutica». 

No obstante, ha destacado que ella «nunca recomendaría profesionalmente que se hiciese con ese nivel de exposición», porque en ese caso se están exponiendo muchísimas más cosas de las que se deberían. 

Ana Villarubia también ha apuntado que Rocío Carrasco todavía tiene un largo y complicado camino para poder acercarse a su hija mayor.

«Está más posicionada como víctima de maltrato que como madre. Por eso su relato es muy rígido y tendría que relajarlo, algo que es muy difícil».