Patricia Pardo, presentadora sustituta de Ana Rosa Quintana en 'El programa de Ana Rosa'

Patricia Pardo se rompe en directo en 'El Programa de Ana Rosa' y echa a llorar

Con motivo del día de Reyes, el programa matinal de Telecinco le ha preparado una bonita sorpresa

Patricia Pardo es una de las encargadas de sustituir a Ana Rosa Quintana cuando esta se encuentra de vacaciones. Ahora que la presentadora está disfrutando de las fiestas navideñas, Pardo se ha puesto al frente de 'El programa de Ana Rosa' cada mañana. Aunque la Navidad es el momento de reencuentros familiares, la pandemia provocada por el coronavirus ha hecho que varias familias no hayan podido compartir estos momentos. Este ha sido el caso de Patricia, quien no ha podido viajar hasta Galicia de donde es originaria y residen los suyos.

Como agradecimiento a su labor al frente del programa en estos difíciles días, el espacio matinal de Telecinco le tenía preparada una sorpresa que la ha llenado de emoción y que ha terminado con una Patricia Pardo envuelta en lágrimas.

El regalo de Reyes para Patricia Pardo

Hace unos días, con el comienzo de las fiestas navideñas, Patricia Pardo confesaba con tristeza que este año «cenaré con mi marido y mis hijas, los cuatro». Las restricciones que varias comunidades han impuesto para luchar contra la pandemia han hecho que Patricia Pardo no haya podido juntarse con su familia, un hecho que la ha entristecido.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Aprovechando que la presentadora estaba informando sobre la llegada inminente de los Reyes Magos, sus compañeros de programa le preguntaban qué le había pedido a los Reyes. «Ver a mi familia lo antes posible» confesaba haciendo público su mayor deseo. Lo que no se esperaba es que lo que tanto deseaba se iba a hacer realidad, al menos, virtualmente.

«No me lo puedo creer» exclamaba sorprendida cuando aparecía en pantalla su hermana Tamara acompañada de su hijo para enviarle un precioso mensaje lleno de cariño. «Ay, qué guapo es mi sobrino, es el niño más guapo del mundo, que además es mi ahijado» decía Patricia mostrando el profundo amor que siente por el pequeño.

Patricia Pardo vestida de rosa, se emociona con una videollamada en directo de su hermana
Patricia Pardo rompe a llorar con la videollamada de su hermana | Telecinco

Pero sin duda lo que más ha sorprendido a Patricia Pardo es ver a su hermana haciendo una videollamada en directo: «No me puedo creer que estés aquí, mi hermana es la persona más tímida que hay sobre la faz de la tierra. ¡Me voy a morir te lo juro!» contaba la presentadora que no daba crédito a lo que estaba viendo. No hay lugar a dudas de que Tamara y Patricia son hermanas, pues ambas guardan un gran parecido físico.

Un cariñoso mensaje

La distancia siempre es muy difícil, pero si además le unimos la angustia por la crisis sanitaria por la que estamos pasando, todavía es más complicado sobrellevar no poder estar con la familia. «Recuerda lo que dice mamá, que prefiere poder ver a sus hijos y nietos el resto del tiempo y no durante esta Navidad. Es más importante que pueda seguir viéndonos luego. Bueno, nosotros al menos ya te vemos todos los días» le decía Tamara a su hermana intentando consolarla.

Patricia Pardo se ha visto desbordada por la situación y no ha podido contener las lágrimas ante el mensaje de su hermana. «Sabes que te queremos un montón, que te echamos de menos» le decía Tamara. «Os quiero muchísimo, estoy deseando veros» le contestaba la presentadora que confesaba no haber podido ver a su familia «desde junio».

«Nosotros te vemos todos los días, no te apenes porque digas: 'mi sobrino no me conoce porque lo he visto muy pocas veces', él te ve todos los días» le decía Tamara mientras Patricia seguía emocionada.

Después de la sorpresa que el programa le había preparado, Patricia Pardo agradecía enormemente el detalle que habían tenido con ella en estas fechas tan especiales y que, sin duda, ha sido uno de los momentos más emotivos vividos en 'El programa de Ana Rosa'.