Rocío Carrasco en su documental 'Contar la verdad para seguir viva'

El exmarido de Mónica Naranjo: 'Es peligroso para Rocío Carrasco'

El criminólogo Óscar Tarruella considera inoportuno que se produzca un acercamiento entre Rocío Carrasco y Rocío Flores

El criminólogo y exmarido de Mónica Naranjo, Óscar Tarruella, estuvo este miércoles en el programa donde se emitió el episodio 8 de la docuserie 'Rocío, contar la verdad para seguir viva', para valorar el caso de la hija de Rocío Jurado. Además, el experto ha confesado en 'ABC' que conoció hace años a Rocío Carrasco y supo en aquel momento que se encontraba en una situación muy comprometida y que era una mujer maltratada: «Después de llevar tantos años perfilando a delincuentes, habiendo perseguido todo tipo de delitos contra las personas, levantando más de 500 cadáveres, es muy difícil que me equivoque. En aquel momento, su energía ya era la que vemos ahora», opina.

Óscar Tarruella es agente de la policía judicial con excedencia desde el año 2007, estudió criminología en la universidad, es perito judicial colegiado y fue condecorado por el ejército y la policía por algunos de sus trabajos, como la detención en 2001 de un asesino en serie, además de salvarle la vida a dos mujeres.

«Antonio David atacó a su mujer de manera continuada en los medios de comunicación»

«Es evidente que en su caso se han producido unos malos tratos por los que la Fiscalía debería haber actuado de oficio. No solo no ocurrió sino que, a mi juicio, se realizó una lectura parcial de su denuncia al centrarla únicamente en el intento autolítico. Sin entrar en lo que ocurría en el entorno privado, está más que probado que durante veinte años, Antonio David atacó a su mujer de manera continuada en los medios de comunicación», expone su razonamiento el criminólogo.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Además, Tarruella admite que «el revuelo ocasionado con la historia de Rocío Carrasco puede servir para que haya un cambio en las instituciones, reconociendo que los casos superan ya a la capacidad de los organismos. Este desbordamiento va en detrimento de las víctimas», confiesa abiertamente.

¿Por qué es peligroso que madre e hija tengan un acercamiento?

Refiriéndose a los malos tratos de Rocío Flores, por los que fue condenada en 2012, Tarruella apunta que, sin entonar el 'mea culpa', es muy complicado que las partes se acerquen: «Sería peligrosísimo y totalmente desaconsejable que hubiera un acercamiento. Considero que, sin terapia, sin la ayuda de profesionales, podrían repetirse los malos tratos físicos o psicológicos, puesto que esos comportamientos forman parte de la personalidad de la hija. Sin reconocimiento de los hechos y con esa actitud desafiante, es prácticamente imposible una resolución favorable».

No dejando de lado la responsabilidad de los padres sobre el «trastorno disocial» que podría padecer Rocío Flores, Tarruella considera que la Justicia también ha cometido errores: «Con los primeros informes psicológicos, la Fiscalía tendría que haber seguido trabajando. Con el tiempo este caso acabó convertido en uno más de los que se trataban en ‘Hermano Mayor’. Por desgracia, cada vez son más habituales en nuestra sociedad».

Óscar Tarruella denuncia amenazas de muerte tras hablar de Rocío Carrasco

Tras intervenir el pasado miércoles en 'Rocío, contar la verdad para seguir viva', Oscar Tarruella ha admitido que ha recibido varias amenazas de muerte. El experto criminólogo opinó sobre el tema sin ningún tipo de cortapisas durante la videollamada que mantuvo con Carlota Corredera, y entre otras cosas, Tarruella acusó a Antonio David Flores de ser un especialista en llevar a cabo «una manipulación sistemática de las relaciones», forma de actuar que le está generando muchos quebraderos de cabeza.

«Recibir insultos y amenazas de muerte por dar mi opinión profesional ante un caso de maltrato sistemático que la víctima ha recibido públicamente y privadamente durante más de 20 años. Cuánto nos queda por luchar...», escribía el criminólogo en su cuenta personal de Twitter para hacer públicas las amenazas que está recibiendo desde que entró en directo para analizar el caso de Rocío Carrasco.