Primer Plano de Antonio David Flores con semblante serio y con bufanda, fondo difuminado

El nuevo peso de Antonio David Flores pone en alerta a Telecinco

La polémica serie de Rocío Carrasco está haciendo mella en el malagueño

Solo en su domicilio de Málaga contando con la compañía de su hija Lola y su hijo David, así es como se encuentra Antonio David Flores. Tras la marcha de Olga Moreno a Honduras para participar en 'Supervivientes' y la polémica que está generando el documental de Rocío Carrasco, el ex colaborador procura no dejarse ver públicamente. Antonio David hizo sus últimas declaraciones a la prensa horas antes del estreno del documental en lo que fue el último intento por boicotear la imagen pública de Rocío Carrasco. Desde entonces, el malagueño no ha vuelto a hablar.

Pero 'El programa de Ana Rosa' ha podido captar a Antonio David Flores saliendo de su domicilio y los periodistas que allí lo esperaban han sido testigos del cambio físico que se ha producido en él desde Rocío Carrasco decidió romper su silencio y narrar el infierno que vivió durante su matrimonio.

Un Antonio David muy desmejorado

Marta Riesco, reportera de 'El programa de Ana Rosa', se ha desplazado hasta Málaga para intentar que Antonio David Flores diera algún tipo de declaración sobre lo que contó Rocío Carrasco en los episodios 4 y 5 emitidos el pasado domingo 4 de abril. Pero los medios de comunicación solo pudieron captar una imagen del ex guardia civil saliendo en su coche.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

«Le veíamos acompañado de su pequeña Lola y aunque no ha querido hacer declaraciones sí nos ha saludado» explicaba la periodista. Según ha podido comprobar Marta Riesco, el aspecto de Antonio David Flores dista mucho del que hacía gala semanas antes de que el documental viera la luz. Parece que todo lo que se está comentando le ha terminado por pasar factura. «Él está un poco desmejorado y bastante triste» señalaba la reportera.

Una situación que ha sido corroborada por el abogado de Antonio David Flores quien sí que ha dado detalles sobre cómo se encuentra el malagueño: «Él nos dice que Antonio David anímicamente no está en su mejor momento» comenzaba diciendo Marta Riesco tras haber mantenido una conversación con Iván Hernández.

Si hay algo que mantiene en pie a Antonio David Flores son las decisiones legales que está manejando con su abogado. Ya anunció el propio ex guardia civil que pondría todo en manos de sus abogados para intentar encontrar la manera de demandar a Rocío Carrasco. Algo que parece ir por buen camino a juzgar por las declaraciones de su letrado: «Siguen esperanzados con esas acciones legales y en unos días nos enteraremos de cuáles son» señalaba la reportera.

Continúa contando con apoyos

Detrás de la imagen de persona abatida y triste de la que hace gala Antonio David Flores, se esconde una sed de venganza difícil de satisfacer. Fue el propio ex colaborador de 'Sálvame' el que amenazó a Rocío Carrasco públicamente con ir a por todas horas antes del estreno de su documental. En esa ocasión vimos a un Antonio David Flores cabreado y profundamente molesto dispuesto a todo por frenar lo que se le venía encima.

Ahora la cosa es distinta. Parece que ha optado por seguir la estrategia que le ha servido durante estos 25 años y prefiere guardar silencio y dejar que su aspecto hable por sí mismo. Abatido, derrotado, triste, deprimido, hundido son algunos de los calificativos que encajan a la perfección con la situación actual de Antonio David Flores. Unos adjetivos que le valieron para ganarse una silla en 'Sálvame' tras su paso por 'GH VIP', pero que ahora están muy lejos de inspirar compasión después del relato de Rocío Carrasco.

Sin embargo, Antonio David todavía cuenta con apoyos. Personas que se muestran a su lado y en las que se apoya para seguir adelante como el de su mujer, Olga Moreno, el de su hija, Rocío Flores o el de Ortega Cano quien sigue considerándolo un buen padre.