Montaje de Rocío Carrasco y Rocío Flores con caras serias

El motivo por el que Rocío Flores pegó a su madre: Un cambio de Antonio David

Madre e hija llevan casi una década sin mantener contacto entre ellas

Rocío Flores siempre ha estado en medio de la batalla que llevan manteniendo sus padres desde hace más de dos décadas. La joven siempre había intentado mantenerse al margen de este asunto, pero el 27 de julio de 2012 todo cambió. 

Aquel día tuvo lugar un terrible suceso en casa de Rocío Carrasco que cambió para siempre la relación que tenían madre e hija y que hoy, casi una década después, las sigue manteniendo separadas.

El 27 de julio de 2012 una horrible discusión entre la colaboradora de televisión y su primogénita desencadenó en una supuesta agresión física de Rocío Flores a su progenitora.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

La joven dejó a Rocío Carrasco tirada en su casa después de propinarle una paliza y se marchó de allí. Han pasado casi 9 años desde aquel día y madre e hija no han vuelto a mantener ningún tipo de contacto desde entonces. 

A pesar de que para nadie es un secreto lo que sucedió aquel verano, se desconocía con certeza cuál era el motivo que desencadenó aquella discusión que cambió por completo las vidas de las dos mujeres. Pero parece que ahora se ha revelado qué fue lo que propició aquella horrible situación. 

El motivo que detonó la pelea definitiva entre Rocío Flores y Rocío Carrasco

Rocío Flores era menor de edad en aquel entonces y unos días antes del suceso, el 15 de junio de 2012, Antonio David Flores solicitó una modificación de medidas respecto a la custodia de su primogénita.

Un documento con el que el malagueño aseguró que su hija mayor no quería vivir con su madre porque se sentía maltratada y para demostrar aquellas palabras adjuntó un informe psicológico en el que la exsuperviviente dijo que Rocío Carrasco no la quería, que no tenía confianza en ella, que la golpeaba e incluso que en alguna ocasión le agarraba por el cuello

La colaboradora recibe, entonces, una citación judicial en la que le informan de que su hija mayor tiene que declarar el 11 de julio.

La tensión entre ellas no deja de incrementar hasta que llega el día 27, cuando llega el dramático desenlace. Hace más de 8 años que Rocío Carrasco y Rocío Flores no mantienen ningún tipo de contacto, desde aquella discusión originada por la primogénita de Antonio David Flores.

Una pelea en la que la hija de Rocío Jurado sufrió varias lesiones y que, sin embargo, denunciaron la exsuperviviente y su padre por hacer recibido supuestamente malos tratos por parte de la colaboradora de televisión. 

Pese a ello, unos meses más tarde, el 17 de enero de 2013, el Juzgado de Instrucción de Alcobendas eximió a Rocío Carrasco por no haber encontrado pruebas que demostrasen las palabras de Rocío Flores.

La colaboradora no denunció a su hija en aquel momento, pero la Fiscalía de Menores abrió una investigación contra la joven para tratar de averiguar si había sido ella la que había ejercido malos tratos contra su progenitora.

«Rocío Flores debería pedirle perdón a su madre»

Rocío Carrasco ha asegurado que su primogénita es una víctima más de su padre y que no la culpa por lo que le hizo. No obstante, Isabel Rábago ha destacado que la nieta de Rocío Jurado debería pedirle perdón a su madre por lo que sucedió y así dar ejemplo a todas aquellas personas que están atravesando una situación similar a la que ella vivió y asumir su parte de culpa públicamente.

«Tenía 15 años, lo hice mal, pegar a una madre no se debería hacer, cometí un error, perdona mamá y admite lo que ha hecho», ha sido la propuesta que ha otorgado la periodista.