Rocío Carrasco, explicándose junto a su abogado a las puertas del Juzgado número 3 de Alcobendas

'Toda esa gente': El día que Rocío Carrasco pudo demandar a su familia y no lo hizo

Los abogados de Antonio David Flores se preguntan por qué actuó así

El equipo legal de Antonio David Flores se hizo una pregunta después de que en 2016 su exmujer le denunciara por supuestas lesiones psicológicas ¿Por qué Rocío Carrasco achacaba daños a Antonio David Flores y no a su propia familia en afirmaciones públicas contra ella?

Una demanda que ha sido tratada de forma extensa en la docuserie 'Rocío, contar la verdad para seguir viva', siendo la propia protagonista de la historia la que ha dejado claro que el ex guardia civil no ha sido absuelto porque realmente nunca ha sido juzgado. A día de hoy, y según varios expertos en la materia a los que tuvo acceso 'Vanitatis', el caso podría reabrirse si se aportan pruebas que lo justifiquen antes de que prescriba el mismo.

¿Por qué demandó a Antonio David pero no a su familia?

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

El abogado del exmarido de Rociíto afirmó en su momento que «la denunciante manifestó a preguntas de este letrado que había formulado demandas contra el honor y contra la vulneración de su derecho a la intimidad frente a distintas personas diferentes a mi ponderante, pero, sin embargo, imputa que solamente le han causado quebrantos psicológicos las declaraciones de mi representado».

El letrado del ex colaborador de televisión cita un reportaje de la revista 'Diez Minutos' del 26 de diciembre de 2016, en el que publican lo siguiente: «La hija de 'la más grande' ya no puede más con los ataques mediáticos por parte de sus familiares, por eso ha decidido tomar cartas en el asunto. Al parecer, prepara una demanda contra su tío Amador y Raquel Mosquera», reza el texto de la conocida revista del corazón.

Estos titulares habrían sido rechazados por Rocío Carrasco, quien confesó que sufrió algunos ataques por parte de Raquel Mosquera en la revista 'Semana', donde el 2 de noviembre de 2016 aseguraba que «no quiero que me pase lo que a Rociito con los suyos».

Los argumentos de los abogados de ambas partes

Mientras, el abogado de Rocío Carrasco, afeó esas informaciones al afirmar que «ninguno es el padre de sus hijos», y apunta que «toda esa gente, por mucho que la desprestigien en los medios de prensa, no le causan el daño que le causa quien es el padre de sus hijos, quien no ha parado de desprestigiarla todos estos años atrás, a través de un plan preconcebido de ataque y de mofa contra la misma».

Desde los representantes legales de Antonio David explican que «a nadie en un semáforo se le para diciendo, como explicó en su declaración la Sra. Carrasco de forma reiterada con frases de temor, '¿qué le has hecho a tu tío' o '¿qué le has hecho a la mujer de tu padre?'. Ello no crea ningún tipo de viso de generar ningún tipo de daño. El daño se lo crea que le increpen 'mala madre, cómo tendrás que ser para que no te quieran tus hijos', '¿quién es una madre que no quiere a sus hijos?'. Frases de tal tenor sí que generan un daño directo psicológico en una persona que viene padeciendo año tras año lo mismo», argumentan.

«Pretende el criterio tan traído en la vía penal de igualdad ante situaciones de desigualdad»

Con todo ello encima de la mesa, el equipo legal del ex guardia civil se pregunta lo siguiente: «¿Pretende equipararse las manifestaciones, por ejemplo, de su tío Amador, que siempre son además irrespetuosas hacia ella, en la medida y en la comparación de las que puedan ser las efectuadas por el investigado, en acción completamente desmesurada, y al ataque para desprestigiarla como madre y, en definitiva, como persona?»

Por contra, el abogado de Rocío Carrasco expone que «pretende el criterio tan traído en la vía penal de igualdad ante situaciones de desigualdad. Es decir, pretende equiparar la misma situación y el mismo daño y precisamente la diferencia en la tipicidad y en la intencionalidad y el daño causado. Esto es la lesión, el resto es la intimidad. Es decir, pretende el criterio de la igualdad en la desigualdad, en el sentido de que como a tu tío no le has demandado o denunciado, no puedes denunciar al padre de tus hijos», concluye su argumentación de forma contundente.