Doble pantalla de Mila Ximénez y Lydia Lozano

Tremenda bronca entre Lydia Lozano y Mila Ximénez que destapa su enemistad

Ambas colaboradoras protagonizaron un tenso encuentro en plató

Tras varios años compartiendo protagonismo en 'Sálvame' todo parecía indicar que la relación entre Mila Ximénez y Lydia Lozano era bastante buena, excluyendo ciertos momentos de tensión en el programa. Sin embargo, parece que la relación entre ambas no es tan buena como nos la querían vender, o al menos eso ha asegurado la propia Mila en el programa el pasado lunes, 7 de diciembre.

La periodista, desafiante, aseguraba que Lydia Lozano llevaba varios meses sin dirigirle la palabra pese a la enfermedad que está atravesando. Unas declaraciones que han sorprendido a sus compañeros, pero también a Jorge Javier Vázquez, que veía que entre ambas la relación era cordial, al menos en plató.

Ha sido entonces cuando el de Badalona no dudó en preguntarle a Lozano los motivos por los cuales había decidido apartar a Mila de su vida. Tras las inquisitivas preguntas de Jorge Javier, la colaboradora comenzaba a llorar el pleno directo, una reacción que causó la indignación de Mila, quién acusaba a su compañera de intentar hacerse la víctima ante la audiencia.

Los motivos de la enemistad entre ambas

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Una vez la periodista dejó de llorar, explicó los motivos por los cuales no le dirigía la palabra a su compañera. Entre los motivos de su enemistad, Lozano destaca a última entrevista que su compañera había dado en una conocida revista. «Lydia es capaz de engullirnos a todos», aseguraba la colaboradora en dicha entrevista.

«Yo ya no me hablo con Mila. No puedo entender que alguien de una exclusiva hablando así de mí. Creo que Mila habló tan mal de mí...Me dolió tanto, tanto, tanto que decidí no volverla a hablar. No puedo más», aseguraba Lydia Lozano entre lágrimas. A pesar de que Mila reconocía no recordar haber dicho esas palabras, también matizaba que dichas declaraciones se había producido después de la sonada trifulca que su compañera había tenido con ella y con Kiko Matamoros días antes de la entrevista.

Mientras Lydia sollozaba por el plato, Mila y el resto de colaboradores de 'Sálvame' intentaban convencer a la periodista que el motivo de su enfado era «una chorrada» y más si tenían en cuenta que la periodista se preocupaba mucho de si a su compañera le había sucedido algo cuando no acude al plató debido al cáncer que está atravesando.

Es más, Mila recordaba entre lágrimas la discusión que había tenido con su compañera antes de la sonada entrevista. «Yo no puedo estar toda la vida con idas y venidas. Me dolió mucho porque si es algo que sale en el plató, vale. Pero está escrito. No puedo», aseguraba.

A pesar de la insistencia de Mila y el resto de sus compañeros, Lydia no ha dado su brazo a torcer, algo que terminó por cabrear a la colaboradora. «Tienes que darle la vuelta a todo. Estoy harta de tu victimismo y sabes que es poco lo que dije de ti. Eres una egocéntrica y sin la tele no eres nadie. Vaya mierda de vida. Lo que dije en la entrevista fue una chorrada con lo que podría haber contado», sentenciaba Ximénez.

Un cruce de palabras que acabaron con ambas colaboradoras fuera del plató, algo ya habitual en 'Sálvame'. Mientras tanto, Jorge Javier y Belén Esteban intentaban calmar los ánimos e incluso le aconsejaban a Lydia que se callase y que no empeorase más la situación.

«Eres mala como la madre que te parió. Egocéntrica. Es una chorrada», sentenciaba Mila mientras que su compañera la acusaba de ser una terrorista emocional. «Tienes la tele metida en la sangre. Tienes una mierda de vida», continuaba diciendo Ximénez, algo a lo que Lydia Lozano respondía de forma contundente: «Yo por lo menos no hablo de mis compañeros en las entrevistas».

Finalmente, Mila Ximénez optaba por llamar a su hija Alba buscando un apoyo familiar en su guerra contra Lozano, mientras que esta última decidía encerrarse en los baños de Mediaset en busca de un poco de paz. Sin embargo, ninguna de las dos ha dado su brazo a torcer en esta guerra que parece que aún no ha acabado.