María Teresa Campos muy seria, de copiloto en un vehículo

El motivo de preocupación de María Teresa Campos antes de volver a la TV

La presentadora no deja de darle vueltas a un asunto y ha decidido tomar medidas

Pocos son los días que faltan para que María Teresa Campos pueda cumplir su sueño de regresar a la televisión. En concreto, lo hará con un nuevo y singular programa en Telecinco que llevará por título 'La Campos Móvil'. Y es que ella entrevistará a famosos de nuestro país dentro de un camión acristalado que recorrerá Madrid.

Se ha dado a conocer que hay un problema que le angustia respecto a ese espacio ¿Cuál? Que sufre claustrofobia y no sabe cómo soportará estar encerrada en el citado vehículo.

No obstante, no es la única cuestión que le preocupa de cara a que comience aquel. También está sufriendo porque hay algo que puede empañar su vuelta a la pequeña pantalla. Nos estamos refiriendo al conflicto familiar que existe entre sus hijas y su nieta Alejandra Rubio.

El enfrentamiento familiar

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Hace unas semanas fue cuando estalló la 'guerra' en el seno de este clan. Todo sucedió cuando Carmen Borrego concedió una exclusiva en la que arremetía contra su hermana, Terelu, y contra su sobrina.

En concreto, de la presentadora llegó a manifestar que no la había apoyado como le hubiera gustado. Y de la hija de esta expuso que le había hecho daño con ciertas manifestaciones o actitudes públicas.

Unas palabras esas que han enfadado no solo a Terelu sino a Alejandra. Tanto es así que no han dudado en exponerlo de forma clara en el programa 'Viva la vida', donde las tres colaboran.

María Teresa Campos decide actuar

La revista 'Semana' es la que ha descubierto que la matriarca de Las Campos está molesta por la polémica que están protagonizando sus seres queridos. En concreto, dicha publicación manifiesta que, según las personas cercanas a aquella, «llevaba mucho tiempo esperando esto y ahora le duele que todo lo que dice su familia pueda ensuciar su gran momento».

Es más, al parecer, María Teresa Campos no habría dudado en dar un toque de atención tanto a sus hijas como a su nieta Alejandra. Les ha indicado que no vuelvan a entrar en conflicto en televisión. Y a eso hay que añadir que les ha pedido que lo hagan por ella, pues no quiere que su vuelta a Telecinco se vea envuelta por polémica.

El conflicto familiar continúa

Aunque la citada publicación ha dado a conocer que la matriarca ha advertido a su familia de lo que deben hacer, parece que esa no le ha hecho mucho caso.

Sí, porque ayer mismo, en 'Viva la vida', volvió a ponerse el conflicto sobre la mesa. En concreto, fue Alejandra Rubio la que no dudó en arremeter contra su tía, Carmen Borrego.

Terelu Campos ha intentado en todo momento restarle importancia a lo sucedido y que lo que haya que hablar se haga en casa. Sin embargo, la joven no está dispuesta a quedar como la mala de la 'película' frente a la hermana de su madre.

La nieta de María Teresa ha vuelto en insistir en que la relación con su tía es más distante desde hace unos tres años. Una declaración que Carmen ha recibido con incredulidad y que le ha llevado a decir: «Ahora me entero».

Terelu ha manifestado al respecto: «Estas cosas no se hacen en público. Yo mantengo una relación estupenda con mi hermana y con mi hija».

No obstante, Alejandra no ha querido quedarse callada y se ha dirigido a su progenitora: «Parece que porque Carmen haya hecho cosas buenas por ti o por mí no podemos hablar de las cosas malas que tenga». A eso ha añadido: «Le veo la cara a mi madre y sé que no puedo hablar más. Yo le agradezco lo que hizo por mi madre cuando estaba enferma, pero eso no quita que haya cosas que no me gustan».

Es más, la joven ha vuelto a incidir en que «si mi madre me mira así no puedo hablar. No quiero que se enfade, pero tenemos una idea distinta de lo que es la familia».

Asimismo, ha reconocido que su tía Carmen la ha llamado para hablar las cosas, pero que no desea hacerlo por teléfono, quiere que sea cara a cara.

Habrá que esperar para ver cómo evoluciona el conflicto familiar y si María Teresa Campos tiene que tomar más medidas al respecto.