Maria Patiño posando en el plató de 'Socialité'

María Patiño, a un paso de quedarse sin su trabajo en Telecinco

Rocío Carrasco ha conseguido que los espectadores cuestionen la forma de trabajar de la periodista gallega

Rocío Carrasco ha puesto en jaque a toda la prensa del corazón. La hija de la Más Grande ha demostrado que, durante veinte años, una infinidad de medios han sacado mucho dinero difundiendo mentiras. Una de las personas que más ha participado en este negocio es María Patiño, y el público exige que Telecinco tome medidas contra ella.  

La periodista se trasladó hasta Chipiona, localidad donde Rociíto pasaba los veranos, para seguir sus pasos de cerca. La protagonista de 'Contar la verdad para seguir viva' asegura que, María, conoce de primera mano las desventuras de Antonio David Flores.  

La colaboradora de 'Sálvame' pilló al exyerno de la Jurado besando a su amante, Sonsoles. Rocío no le perdona que se negara a dar publicidad a la noticia y, dos décadas más tarde, se está cobrando su particular venganza. Después de demostrar su mala praxis, la audiencia ha amenazado a Mediaset con dejar de consumir cualquier producto donde participe la gallega.  

Patiño ha negado tener consciencia de ciertos capítulos relatados por Rocío. Según ella, jamás ha sido partícipe de su infierno, y le ha parado los pies a Antonio David en una infinidad de ocasiones. Sin embargo, ha vivido la historia de cerca. Y, por ese motivo, sabe que Carrasco no está siendo del todo sincera.  

¿Corre peligro la amistad de Jorge Javier con María? 

María quiere dejar claro que no tiene ninguna duda sobre la inocencia de Carrasco. Considera que ha sido víctima de malos tratos, y tiene pruebas que demuestran muchas de las acusaciones de Rociíto. No obstante, se niega a comprar su testimonio al completo. Defiende que la hija de la Jurado está silenciando ciertas cosas, y los espectadores no le perdonan este atrevimiento. 

Carlota Corredera y Jorge Javier Vázquez son dos de los rostros más poderosos de Telecinco. Siguiendo las informaciones que han salido publicadas, entre ellos existe mucha tensión. Pero, han sabido dejar sus problemas a un lado, para centrarse en su nuevo objetivo: destronar a Antonio David Flores.  

Los presentadores de 'Contar la verdad para seguir viva' han hecho frente común contra Patiño. A pesar de que el catalán mantiene una íntima amistad con María, no le perdona que cuestione a la nueva reina de la televisión.  

Los tertulianos de Mediaset están empeñados en glorificar a Rocío Carrasco. Y, todo el que intente hacer lo contrario, sufre un auténtico linchamiento por parte de sus compañeros. La última en caer ha sido la presentadora de 'Socialité'.  

La gran mentira de Patiño: «tiene la boca seca» 

Rocío Carrasco ha acusado a la periodista gallega de haber dado voz a una gran mentira. «Tiene la boca seca de decir que yo me negué a hacer una mediación con la niña», declara en el noveno capítulo de 'Contar la verdad para seguir viva'.  

María Patiñoinsiste en que su noticia era real. Según ha contado, tenía pruebas suficientes para acusar a Rociíto de no querer tener relación con su hija. «Está obsesionada con que, la información me la dio Antonio David Flores, pero no es así», comenta en 'Sálvame' intentando defenderse.  

La periodista ha reconocido que no actuó como debería. Aunque, su intención jamás fue hacerle daño a Rocío. «Cometí el error de decirlo antes de que hubiera sentencia firme», asume.  

Mientras tanto, uno de sus grandes amigos le ha dado la espalda. Estamos hablando de Gustavo González, quien también se ha convertido en una de las víctimas del huracán Carrasco. El reportero ha construido, a cambio de mucho dinero, una imagen de Rociíto que no se corresponde con la realidad. Y, por miedo a que la gente descubra su forma de trabajar, no se ha atrevido a dar la cara por María Patiño.  

Las redes sociales se han echado encima de la gallega. Exigen que, al igual que Antonio David fue condenado al exilio mediático, todos los que le hayan ayudado a dilapidar a Rocío, deberían seguir sus pasos. ¿Qué pensará Jorge Javier Vázquez sobre este escándalo?