Posado de Makoke en un acto promocional de Callao

Makoke estalla contra Kiko Matamoros tras recibir un burofax en directo

La malagueña ha recibido una noticia inesperada que le ha hecho enfadarse muchísimo

Aunque llevan en torno a dos años separados, Makoke y Kiko Matamoros continúan viviendo una auténtica batalla en televisión. Así, no dejan de intercambiarse reproches y acusaciones de todo tipo, lo que, en ocasiones, ya resulta vergonzoso.

Eso sin pasar por alto que incluso unos amigos del hijo de ella, Javier Tudela, han aprovechado un directo de 'Sálvame' para insultar a aquel.

No obstante, el último episodio, hasta ahora, de esta 'guerra' se produjo ayer en el plató de 'Viva la vida'. Y es que la malagueña recibió un burofax sobre una cuestión relacionada con su ex que le hizo estallar.

El burofax para Makoke

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Nada más comenzar 'Viva la vida', la presentadora (Emma García) informó a Makoke de que había llegado a Telecinco un burofax para ella. Una circunstancia que dejó a la colaboradora absolutamente perpleja.

Burofax que la conductora del espacio decidió abrir para luego leerlo y decirle a la malagueña sobre qué versaba: «Un tema que os compete a los dos (…) Lo manda Kiko Matamoros. A ver, no es una buena noticia».

Esas palabras molestaron enormemente a la afectada. Así, expuso que podían haberlo enviado a su domicilio y no a televisión. Eso sin pasar por alto que subrayó: «¿Para qué lo envían? ¿Para que no dé más información? Que me denuncie, que yo enseño todo lo que tenga que enseñar y toda la información que tenga que dar. A ver quién sale perdiendo».

El contenido del burofax

Poco después, en el programa se abordó de forma directa el contenido del citado burofax. Este había sido enviado por una empresa que le cedió a Kiko Matamoros máquinas de gimnasio para su casa. Una cesión que se produjo, como parte de un contrato firmado por ambas partes, para que él hiciera 'publicidad' de dicha compañía.

No obstante, el hecho de que él ya no resida en esa vivienda donde están las citadas máquinas ha hecho que la propietaria de las mismas haya decidido actuar. Así, en dicho documento enviado a Makoke le expone: «Le comunico nuestra intención de proceder a la retirada de las máquinas sitas en su domicilio pues son de nuestra propiedad».

En ese sentido, añade que «debido al cambio de domicilio de Kiko Matamoros el referido contrato ha quedado sin objeto dando lugar al incumplimiento del mismo».

Un burofax ese que concluye de forma contundente: «Con el fin de darle una solución amistosa al asunto que nos ocupa y evitarle los gastos y molestias que un procedimiento judicial llevaría consigo, pues el hecho de que usted se esté aprovechando del uso de maquinaria podría constituir presuntamente un delito de apropiación indebida, espero noticias en un plazo máximo de cinco días desde la recepción del presente burofax a fin de concertar un día en el que nuestros técnicos puedan ir a retirar la maquinaria o bien usted proceda al abono del precio de la misma».

Makoke estalla

Tras escuchar y ver el contenido de ese documento, la colaboradora se mostró realmente molesta. Y lo dejó patente diciendo: «Ya se lo daré a mi abogado para que haga lo que tenga que hacer». En ese punto, añadió que «menos mal que me las quedé porque Kiko tenía un comprador y las quería vender. Yo le dije que no se podían vender porque nos las cedieron para un reportaje y que hasta que se resolvieran todos nuestros temas judiciales se quedaban en casa».

Esas palabras de Makoke no han convencido a los demás colaboradores. Y es que, aunque ella expuso que la empresa había cedido las máquinas a los dos, en el burofax se exponía que el contrato era únicamente con Matamoros. Una réplica la de sus compañeros que ya hizo que la malagueña se echara para atrás en sus palabras diciendo que iba a mirarlo.

Es más, poco después volvió a dejar claro que no se enteraba de nada: «Si las máquinas son de Kiko se las tendrá que embargar Hacienda por sus deudas». Una afirmación que fue anulada por sus compañeros cuando dejaron patente que no eran de su ex, a él simplemente se las habían cedido.

Pero ahí no quedó la cosa. Varios colaboradores se posicionaron a favor de Matamoros en esa cuestión y eso enervó a Makoke. Tanto es así que empezó a arremeter contra ellos y Terelu Campos, por ejemplo, acabó levantándose y diciendo: «Que te vayas a tomar viento a la farola».

Kiko Matamoros opina sobre el burofax

Ya por la noche, en 'Sábado Deluxe', Kiko Matamoros habló del citado documento que había recibido Makoke en directo. En ese sentido, expuso: «Todo llega en la vida, yo ya lo anuncié». Asimismo, añadió que esas máquinas de gimnasio se las cedió la empresa a él de forma «indefinida».

De la misma manera, no dudó en negar que él iba a vender las citadas máquinas y también respondió a las acusaciones de su ex sobre sus deudas. En este sentido, manifestó: «Tengo un par de deudas con dos amigos a los que les voy pagando».

No obstante, quiso darle un revés a la malagueña: «Le quiero recordar a esta mujer, que tiene la lengua tan larga, que quien debe realmente dinero es su hijo o el padre de su hijo». Así, leyó el mensaje que le había enviado una empresa de reformas diciendo que Javier Tudela padre «nos debe 10.000 euros de una reforma que hicimos en el restaurante de su hijo».