Lucía de La Isla de las Tentaciones 3

Lucía es más lista de lo que creemos y tiene un plan en 'La Isla de las Tentaciones'

La joven gaditana es una de las participantes más interesantes de esta tercera edición

El éxito que está cosechando la tercera temporada de 'La Isla de las Tentaciones' se debe a participantes tales como Lola, Marina o Lucía.

Y precisamente ahora queremos centrarnos en esa última concursante. Ella, que ha acudido al programa con su novio (Manuel), ha ido de menos a más en el espacio de Telecinco. Se presentó como una chica discreta de 25 años, oriunda de Puerto Real e incluso algo tímida.

Sin embargo, conforme ha ido avanzando el espacio ha venido a dejar patente que no es así. Poco a poco, ha dejado constancia de que es muy lista. Es más, podríamos decir incluso que tiene un plan para su paso por este reality.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Los primeros compases de Lucía en el concurso

Nada más comenzar 'La Isla de las Tentaciones' conocimos a una Lucía que llegaba al programa con un novio con el que llevaba tres años de relación. Un novio al que quería con locura, pero en el que no confiaba en absoluto. Y es que venían arrastrando la losa de una infidelidad de él, que ella no había conseguido olvidar.

Precisamente por eso acudieron al reality, dispuestos a confiar uno en el otro y así continuar con su historia de amor.

De ahí que la joven gaditana en todo momento se mostrara cauta, discreta y tímida. Es más, en cierta medida, podemos decir que no se implicaba en la vida en la villa. Y es que tenía claro que no quería hacer nada que molestara al que ella llama 'mi Manué'. Eso sí, tenía decidido que cambiaría llegado el momento.

El 'chip' del cambio

El chico de Lucía ha dejado claro y evidente desde el comienzo del programa que piensa poco y se deja llevar por las hormonas, cual quinceañero. Y es que su comportamiento es más parecido al de un adolescente que al de un hombre maduro de treinta años.

Así, además de sus comentarios fuera de lugar y llenos de tintes machistas, en una sola noche no dudó en besarse con dos chicas: Stephany y Fiama. Es más, después con esta última ha seguido su 'relación' sin pensar en su novia.

Unas imágenes esas que su pareja pudo ver, lo que hizo que se hundiera notablemente. No obstante, las mismas también han servido para que, salvo momentos puntuales de 'bajón', estemos viendo a Lucía más y mejor que nunca.

Lucía, una chica inteligente

Poco a poco, hemos ido descubriendo que la gaditana no es esa chica apocada y tímida que veíamos al principio. Hemos conocido que es una mujer con carácter, que dice las cosas a la cara y muy inteligente. Tanto es así que ha desvelado el 'juego' de Carlos con Lola y lo ha dado a conocer para que los demás no estén engañados por esos.

Pero aún hay más. Viendo en las últimas entregas a Lucía tenemos claro que posiblemente tuviera un plan con su entrada en 'La Isla de las Tentaciones'. Ella, mejor que nadie, conoce a Manuel y estaría prácticamente convencida de que ese iba a serle infiel dentro del concurso.

Quizás por ese motivo, harta de quedar ella en la relación como la 'mala' ante los demás por su carácter, decidió participar. A pesar del dolor que pudiera sentir al descubrir cualquier deslealtad, la joven aceptó acudir al programa para dejar patente ante toda España la catadura moral de aquel.

El hecho de que el país entero viera la falta de respeto y de amor que él le tiene sería para ella una liberación. Pondría fin al hecho de que a ella se la señale como 'dominanta' de su pareja o como una celosa empedernida. Dejaría que Manuel se 'retratara' por sí solo.

Es más, incluso en pro de mostrar la verdadera cara de su novio, no ha dudado en reconocer a sus compañeros que es un inmaduro. En concreto, ha contado que es un vago y que es ella la que lo mantiene.

De esta manera, consiguiendo que todo el mundo viera cómo han sido realmente sus tres años de relación, Lucía se sentiría satisfecha y comprendida. Y eso es lo que está logrando. Solo hay que ver que las redes sociales arremeten duramente contra el gaditano por su actitud y sus comentarios.

Lucía, por fin, liberada

Ese creemos que ha sido el plan de la andaluza al decidir pasar por 'La Isla de las Tentaciones'. Ha sido su manera de demostrar a todos lo que ha sufrido y también de liberarse de una relación tóxica.

Es cierto que ha tenido alguna recaída, que le ha hecho llorar al acordarse de Manuel. Lógico, llevaban tres años juntos. No obstante, poco a poco, está siendo más ella. Y eso supone que se esté mostrando divertida, juguetona y participativa. Es más, incluso parece dispuesta a dejarse llevar por alguno de los tentadores.

Y precisamente esa Lucía es la que nos gusta y la que está aportando frescura y gracia al formato. De ahí que en las próximas semanas vaya a darnos mucho que hablar tras su 'enfrentamiento' con Lola o sus reproches a Carlos e incluso por su acercamiento a Isaac.

Todas esas facetas que estamos viendo de la joven son las que garantizan que, a partir de ahora, podría convertirse en una habitual de los programas de Mediaset. Sí, sería una buena candidata como tronista en 'MYHYV' e incluso como participante de 'Supervivientes' o 'GH VIP'. Es más, seguro que sus seguidores, que cada vez van creciendo más, estarían encantados de que eso sucediera.