Jordi González en el plató de Supervivientes

Jordi González se harta y responde a todos los que lo tachan de ser un mal presentador

El catalán es muy consciente de los comentarios negativos que recibe cada vez que presenta los debates de 'Supervivientes'

Si hay alguien que no acaba de pasar el filtro de los espectadores de 'Supervivientes' es uno de los presentadores del formato. De hecho, se ha convertido en habitual ver comentarios muy negativos e incluso dañinos, hacía el presentador en cuestión y que tiene que ver que sin prácticamente haber hablado, recibe decenas de críticas que piden su expulsión de Telecinco y que los directivos asignen a otro presentador para conducir las galas.

Nos estamos refiriendo a Jordi González, el presentador de los debates de los domingos y que de manera sistemática, acumula miles de mensajes de espectadores que lo señalan por ser un presentador muy poco entregado al formato, por presentar a desgana y sin estar nada puesto en las tramas que se van sucediendo semana tras semana. Siendo realistas, en ocasiones las críticas son desmesuradas y sin apenas haber abierto boca ya hay gente que carga contra él, solamente por considerar que no está a la altura de lo que se espera de él como moderador de este espacio y que lidera las audiencias de los fines de semana.

Si bien es cierto que esta valoración deberían de hacerla sus jefes y que confían en él para presentar el formato, parece que González se ha cansado ya de las críticas y ha querido dar un paso adelante para frenar el grifo de des calificativos que semana tras semanas se van sucediendo en contra de su persona. Hoy mismo y nada más empezar el programa ha querido lanzar un breve, pero consistente mensaje a todos sus detractores, con el que básicamente quiere dejar claro que lee todo lo que se dice de él y que por supuesto tiene un posicionamiento en relación con las barbaridades que se dicen sobre su persona.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

El catalán ha aparecido por la puerta principal del programa deseando una feliz noche a todos los espectadores. Seguidamente y mirando a cámara ha afirmado que está encantado de formar parte de la gran familia que compone 'Supervivientes' y Telecinco. También ha querido dar las gracias a todos los espectadores que los hacen líderes y que siguen todo lo que ocurre en la isla hondureña. El presentador ha querido remarcar que para él es un honor estar allí y poder presentar el programa de los domingos, un discurso que por lo visto no ha convencido y que ha servido para que sigan cargando contra él en las redes.

Lo cierto es que durante muchos años González se puso en el bolsillo a los espectadores presentando con mucho éxito los debates de  'Gran Hermano'  pero desde que abandonó la cadena momentáneamente para coger aire y volver a afrontar nuevos programas, los espectadores se lo tomaron como un abandono por el cansancio que le provocaba este tipo de formatos y a vista de muchos, lo invalidaba ya para acabar volviendo a presentar debates de este tipo.

Su sustituto hizo aguas

Cuando González y Telecinco decidieron hacer una parada en su colaboración, Mediaset decidió dar una oportunidad a Sonsoles Ónega  y la pusieron al frente de un seguido de debates, pero su seriedad y buenas formas le jugaron en contra y los espectadores pudieron presenciar como la presentadora de 'Ya es mediodía' lo pasaba mal cada vez que se exponía a estos programas nocturnos.

Finalmente Telecinco decidió apartar a Ónega de los debates de los 'realitys' y Jordi González ha recuperado su posición con la edición de los domingos de 'Supervivientes'. Ahora faltará ver el próximo encargo que tendrá en la cadena cuando acabe el formato de supervivencia, quizás con la vuelta de 'Gran hermano' o con algún programa de debate como los muchos que ha presentado en el grupo con mucho éxito y liderando durante muchas noches con su forma desenfadada y atrapando a los espectadores con otros asuntos y tramas que nada tienen que ver con la vida de los famosos en los programas de telerrealidad.