Iker Jiménez presentando su programa Horizonte informe Covid en Cuatro

Iker Jiménez lo vuelve a hacer en directo: 'Es ingenuo pensar que lo que ha pasado...'

'Horizonte' contó con la participación de un abogado que dio las claves de la crisis económica actual

Poco habitual es ver en 'Horizonte', programa presentado por Iker Jiménez, alguna crítica u opinión sobre la clase política y el papel que desempeña en la pandemia. Alguna vez hemos sido testigos de discrepancias sobre las decisiones que se han tomado desde el Gobierno para contener la pandemia, pero lo ocurrido el pasado miércoles 3 de marzo traspasó esa barrera.

En esta ocasión, el conductor del espacio contó con la colaboración de Rubén Gisbert, youtuber y abogado, que puso en evidencia a los políticos señalándolos como los principales responsables de la crisis económica que estamos atravesando.

El covid no tiene la culpa de la situación actual del país

Gisbert es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y acudía a 'Horizonte' para arremeter contra los políticos como los causantes de la crisis. Cuando las cifras del paro aumentan de manera considerable por culpa de las restricciones en los principales sectores motor de la economía española como la hostelería y el turismo, Rubén Gisbert hace una clara distinción entre las consecuencias del virus y las decisiones políticas.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

España no atraviesa por su mejor momento, y todo parece indicar que nos vamos derechos a una nueva crisis económica. El abogado dejó a un lado las consecuencias del Covid-19 para asegurar que si estamos en esta situación es «porque las causas están sujetas a una serie de factores y condicionantes que no siempre tienen que ver con lo más aparente».

«Se va a aprovechar de esta crisis la gente que más tiene, pero el grueso de la sociedad como los autónomos están siendo vilipendiados día a día. Esto tiene una consecuencia y es que vivimos en un estado que no garantiza la seguridad del patrimonio de los ciudadanos y de los derechos más fundamentales» comenzaba explicando. Para él, el coronavirus no es razón para que «la hucha de pensiones esté vacía y no haya dinero, me parece alarmante» señalaba.

Feroz crítica a la clase política

Siguiendo su discurso, Rubén Gisbert no dudó en sacar a relucir todos los asuntos turbios que giran en torno a la clase política española: «En este país hemos tenido en los últimos años 587 casos de corrupción con 4.000 políticos implicados, que sepamos. Un país donde se ha robado de las arcas públicas de los ciudadanos 124.000 millones de euros» subrayaba.

«Dinero hay, lo que hacen falta poner son mecanismos y límites de control a quien controla el dinero. La clase política hace las leyes, las ejecuta y encima se reparte el CGPJ» sentenciaba de manera rotunda. Gisbert se negaba a admitir el discurso que los políticos hacen achacando a la pandemia los problemas económicos del país.

«Es muy ingenuo pensar que lo que ha pasado es solamente por el covid, ¡no! Si le quitas las muletas a una persona tullida en una cuesta abajo, sí, le has quitado las muletas, pero de base esa persona ya está tullida, y España ya estaba tullida» opinaba.

No habrá recuperación después del verano

El abogado no se mostró optimista con la pronta recuperación económica que otros expertos como Miguel Sebastián, exministro de Industria, Turismo y Comercio, aseguran. Sebastián entró en directo para afirmar que habrá recuperación «después del verano», y esto provocó que Gisbert saltara: «Me parece alucinante escuchar al exministro decir que tiene fe en que va a venir la recuperación y que hay que seguir apostando por ayudar a las empresas. ¿Ayudando cómo? ¿Subiendo la cuota de autónomos? ¿No pagando los ERTE? Lo que habrá es que empezar a ayudar a las empresas».

Por si su discurso no dejara en evidencia suficiente a la clase política, Rubén Gisbert continuaba haciendo alusión al despilfarro económico que se está haciendo justo cuando los españoles peor lo están pasando: «Se dice que hay que ahorrar, pero hay que dejar de gastar, ¿es necesario ahora subirse el sueldo o gastarse ahora 338.000 en unas piedras en Barcelona o 451 millones en un Ministerio nuevo que no sabemos aún para qué va a servir? Son preguntas que se hacen los ciudadanos que están en las colas del hambre» finalizó tajante.