ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Rocío Carrasco en su documental 'Contar la verdad para seguir viva'

La frase del fin de semana en Telecinco: 'Rocío Carrasco es una mentirosa'

Kiko Matamoros sigue atacando con dureza a la hija de Rocío Jurado

La docu-serie de Rocío Carrasco ha servido para poner en el punto de mira a Antonio David y cuestionar la versión de los hechos que durante muchos años ha compartido en los medios de comunicación.

Sin embargo, también ha servido para señalar a algunos de los periodistas y colaboradores de televisión que han ayudado a Antonio David a reforzar esa imagen de padre comprometido y tachar a la hija de Rocío Jurado de mala madre.

Lydia Lozano, María Patiño, Gustavo González y Kiko Matamoros son algunos de los nombres que se han puesto sobre la mesa durante la emisión del documental, siendo estos dos últimos calificados como «brazos ejecutores» de Antonio David.

Ellos eran los encargados de escuchar el testimonio del ex guardia civil y llevarlo frente a las cámaras sin contrastar fuentes ni certificar la veracidad de dicha información.

Una de las informaciones que más daño y dolor ha causado a Rocío Carrasco es la que apuntaba hacia la desatención médica de su hijo pequeño, David Flores, una teoría que fue apoyada a nivel televisivo por Kiko Matamoros.

«Es mentira lo que dice Kiko Matamoros, tengo documentos del neurólogo. Se tiene que seguir creando la imagen por si esa imagen tiene riesgo de caer un poquito, porque que yo tenga esa imagen, a él reporta beneficio económico. Aquí hay muchos intereses creados. Mi hijo tiene necesidades que han estado cubiertas por mí desde el día que nació mi hijo» justificaba la protagonista en el noveno capítulo de la docuserie, desmintiendo así los rumores del colaborador de 'Sálvame'.

Kiko Matamoros no se arrepiente de sus informaciones y carga contra Rociíto

A pesar de todas las pruebas documentales aportadas por la exmujer de Antonio David que sirven para desmentir las acusaciones del ex guardia civil, Kiko Matamoros sigue defendiendo la veracidad de las informaciones que él mismo publicó por aquel entonces.

«Yo voy de frente y por derecho, hablando en términos taurinos. A mí me han podido utilizar, me han podido engañar, pero lo que denuncié públicamente lo he vivido yo en primera persona», señalaba el colaborador este fin de semana en 'Viva la vida'. 

Con estas palabras, la expareja de Makoke ha intentado defender su labor periodística y ha arremetido contra Rociíto por desmentir una información que, a su parecer, ella misma reconoció en el documental.

«Sobre las consultas con el hijo, ella misma explica que efectivamente no atendía esas citas porque las había facilitado su padre. Hay que ser más valiente en la vida o un poco más coherente», recalca el tertuliano, aunque en ningún caso cambiar una cita médica pueda ser sinónimo de desatender las necesidades de su hijo.

Pero más allá de defender su postura en este caso en concreto, Kiko Matamoros ha sido muy duro a la hora de cargar contra el relato de Rocío Carrasco, a la que ha tachado públicamente de «mentirosa».

Rocío Carrasco, acusada de «mentirosa» por Kiko Matamoros en 'Viva la vida'

Aprovechando que estaba en un 'plató amigo' y no en 'Sálvame', donde a día de hoy resulta misión imposible contradecir el relato de la hija de Rocío Jurado, Kiko Matamoros ha vuelto a poner en duda la veracidad del relato que ofrece Telecinco.

«Ella actúa de una forma bastante ventajista. En mi caso, ella cuando graba eso sabe que su demanda ha sido desestimada y no ha sido admitida a trámite, eso lo obvia. Aquí lo fácil es disparar a los soldaditos. Aquí los juicios se han hecho con directores a los que ella no señala», aseguraba el colaborador dejando claro que la demanda interpuesta hacia él por esa información había sido desestimada.

Tras tacharla de mentirosa, Kiko Matamoros ha reconocido que «está en su derecho de decir su verdad», aunque se ha mostrado muy crítico en la forma de narrar su testimonio. «¿Si no hubiera dinero contaría la verdad?», se preguntaba el tertuliano como reflexión final.