Fidel Albiac en un acto público

Fidel Albiac tiene 'dos motivos por los que sonreír'

El marido de Rocío Carrasco está feliz por dos importantes razones

Fidel Albiac, tras años alejado de los medios, ha vuelto a convertirse en protagonista de la prensa rosa. Ha sucedido desde que se emitió la serie documental de su esposa, Rocío Carrasco. Y es que con esta producción quedó patente que el público tenía una imagen distorsionada de él.

Ahora, seguro que está feliz porque hayan quedado al descubierto las mentiras que durante décadas se publicaron sobre su figura. Mentiras que, al parecer, eran urdidas y estudiadas por el ex de su mujer, Antonio David, y por su entorno.

Esta situación seguro que le ha reconfortado y alegrado. Pero en estos momentos, como ha expuesto Cotilleo, tiene otros “dos motivos para sonreír” más que nunca.

La primera razón para que el abogado sonría

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Como a todo el mundo, a Fidel Albiac le preocupa mucho la pandemia y la grave situación que se está viviendo por ella. Precisamente por esto, ahora puede respirar mucho más tranquilo pues ha sido vacunado. En concreto, se le ha puesto la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19.

Europa Press es la agencia que ha capturado las imágenes del sevillano acudiendo al madrileño Wizink Center para recibir la citada. Lo ha hecho sereno y, como suele ser habitual en él, de forma discreta. Tanto es así que no ha querido hacer declaraciones de ningún tipo.

De esta manera, en su hogar ya han dado el primer paso para protegerse ante los estragos del coronavirus. Sí, porque su esposa también recibió hace unos días la primera dosis de la citada vacuna.

El segundo motivo por el que el sevillano está feliz

Por supuesto, no podemos pasar por alto que si el productor está ahora pletórico es también porque ve que su mujer va mejorando. Sí, va recuperándose, poco a poco, del infierno que ha vivido por culpa de su ex y de su hija, Rocío Flores.

Un buen ejemplo de esta progresión es que Rocío Carrasco se estrenaba ayer como nueva integrante de Sálvame. Mientras él se vacunaba, ella acudía al plató de Telecinco y lo hacía llena de energía y con ganas de trabajar. Algo esto último que, como dio a conocer, hacía tiempo que no sentía.

Sonriente, nerviosa en algún momento y con valentía afrontó esta primera tarde en la que habló de Fidel Albiac. Reconoció que él había sido una de las personas que la había animado a dar este paso de volver a la televisión.

Exactamente contó que, tras recibir la propuesta del programa, su marido le dijo: “Ya lo tienes decidido, haz lo que consideres. Si estás bien y estás fuerte, que lo estás, hazlo”.

Y le hizo caso. Ahora la hija de Rocío Jurado se convierte en defensora de la audiencia en el espacio de Mediaset. Pero también pasará a ser el 'altavoz' de famosos que, como ella, han sido víctimas de las mentiras o engaños públicos.

Hable con ella es el título que se le ha dado a la sección semanal que presentará. Sobre esta expuso: “He venido al programa a escuchar, que es una cosa muy importante que conmigo no se ha hecho durante mucho tiempo”.

Por estas dos razones de peso, Albiac puede sonreír ahora, pero no son las únicas que tiene para hacerlo. Claro, porque tampoco podemos olvidar que quizás próximamente cuente con una buena noticia profesional. Nos estamos refiriendo a que el musical Qué no daría yo por ser Rocío Jurado, que él dirige, pueda volver a los escenarios.

La pandemia ha marcado el transcurso de este espectáculo y ha impedido su puesta en escena por toda España. No obstante, se espera que cuando la citada esté más controlada pueda volver a entusiasmar al público.