Rocío Carrasco y Fidel Albiac con su hijo

Fidel Albiac, despreciado por la familia de Rocío Carrasco: la otra cara del cuento

Según la versión que ha dado Rocío Carrasco, su marido no es más que una víctima

Siempre se ha dicho que Fidel Albiac es el malo del cuento, el que ha movido los hilos de Rocío Carrasco  todo este tiempo. Además de manipulador, se le ha acusado de ser el principal responsable de que Rociíto se haya distanciado de sus hijos. 

De hecho, supuestamente tanto  Rocío como David Flores le odiarían, un desprecio que se ha hecho más que evidente en algunos de los tuits que la joven dejaba cuando apenas tenía unos quince años. En esos mensajes, Rocío dejaba constancia del odio que tenía tanto a su madre, como a su pareja.

Pero, no solo los niños le odiaban, sino que, al parecer, incluso la familia de Carrasco estaría en su contra. Amador Mohedano ha arremetido más de una vez contra él públicamente, asegurando que su única intención era quedarse con la herencia de la difunta Rocío Jurado.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Unos comentarios que habrían provocado que Rociíto decidiera alejarse de su tío, y como acabamos de comprobar, incluso le haya acusado de venderla a cambio de exclusivas e incluso quedarse con dinero de su boda con Antonio David

Unas acusaciones muy fuertes con las que Amador no ha quedado muy contento, aunque la cosa no queda ahí, ya que en los últimos capítulos del documental, Rociíto ha querido dejar muy claro que Fidel es el amor de su vida, y que eso lo sabía desde el primer momento que lo conoció.

Además, ha querido concretar que a pesar de que muchos hayan intentando separarles, siguen juntos le pese a quien le pese, y que él es el único que se ha quedado a su lado en los peores momentos. Y, ahí no queda la cosa, ya que al parecer Albiac habría tenido que soportar auténticos desprecios por parte de su familia.

Sin duda, otra versión de la historia, que hasta el momento no teníamos, y que pinta a Fidel como un buen hombre que intentó luchar por la mujer que amaba. Y, sin duda, un episodio que deja en evidencia todo eso, es aquel en el que después de sufrir aquel terrible accidente en el que la pareja casi pierde la vida,  Pedro Carrasco, padre de Rocío, aprovechó, según ella, para deshacerse de Albiac.

«Debía de pensar que estaba muerta, porque si no, no tiene cojones», aseguraba Rocío, quien además reconocía que ese hecho en concreto la alejó de su padre durante bastante tiempo.

«Tuvimos un accidente el 12 de febrero y el cumpleaños de Fidel es el 14. Estaba en una camilla y sabía que estaba bien. Abrí el ojo, vi a mi madre, y le dije que estaba bien. Pregunté por Fidel, estaba ahí, me dijo que estaba bien, le pregunté por el día que era, era 14, le dije felicidades y me quedé incosciente. Me indujeron un coma», recordaba Rocío acerca de ese terrible momento.

Respecto a Fidel, su mujer asegura que «no se lo pusieron fácil». E incluso ha acusado a sus padres de haberle despreciado y tratado mal. «Mis padres hicieron que le atendieran mínimamente en el hospital, no estuvo ni 24 horas en observación».

Sin embargo, era Pedro Carrasco el que más aversión sentía por su yerno, quizás porque le culpaba del accidente. «Mi padre le dijo que era mejor que se fuera del hospital, a lo que él contestó: 'cuando tu hija abra los ojos y me diga que me vaya, me iré. Mientras tanto, no».

«Todos le culpan a él del accidente pero, ¿ninguno es consciente de que podría haberse matado y yo haberme quedado viva?, ¿Ninguno es consciente de que tiene una familia?, ¿Pero qué humanidad? Eso no se hace con nadie».