ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Primer Plano de Antonio David Flores con semblante serio y con bufanda, fondo difuminado

'Esto me viene grande': Sonsoles, la amante de Antonio David, rompe el silencio

Rocío Carrasco contó que descubrió a su marido 'comiéndose la boca' con ella en Chipiona

Los últimos episodios que hemos visto de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva', no han dejado a nadie indiferente. Y es que después de que Carrasco haya relatado con lujo de detalles como su ex, Antonio David, la maltrataba física y psicológicamente, la hija de 'la más grande' desvelaba también como descubrió la primera infidelidad.

Fue estando embarazada de su segundo hijo, cuando Rociíto descubría el engaño de Antonio David, al que pilló comiéndose la boca con una atractiva camarera llamada Sonsoles. Según contaba, decidió seguir a su marido una noche, después de ver cierto tonteo entre ambos que la hizo sospechar. 

«Lo pillé comiéndose la boca con la tía detrás de la barra. Ella no me ve, porque estaba de espaldas, pero él sí. Salgo corriendo del bar y llorando, y noto como me da un ataque de ansiedad. Entonces me empieza a doler mucho la barriga y a tener pinchazos, como contracciones».

Además, relataba la frialdad de Antonio David en ese momento, ya que no dudo en decirle que se fuera andado sola a casa. «Yo me quería ir de allí, no dejaba de pedirle que me llevara a casa, pero él prefirió quedarse con su amante. Me dijo que me fuese andando a casa, a las seis de la mañana, y embarazada. Recuerdo ir por la calle llorando a moco tendido».

Rocío Carrasco recuerda que lo único que le repetía constantemente su marido era: «Estás loca, no estás bien de la cabeza, el embarazo te está afectando en la cabeza». Eso, seguido de una frase demoledora: «Vas a malparir a mi hijo».

Aunque, lo peor estaba por llegar, ya que por lo visto toda Chipiona sabía ya que Antonio David le estaba siendo infiel, incluída su prima  Chayo Mohedano, la cual además compartía grupito de amigos con Sonsoles, la camarera con la que la engañaba. «Todo el mundo lo sabía, me gritaban 'ahí va Rocío, la cierva embarazada'».

Unas confesiones que ponen los pelos de punta y retratan el infierno que pudo llegar a vivir Carrasco nada más casarse. La repercusión que está teniendo la docuserie es tanta, que ya llevamos semanas hablando del tema, además de que los testimonios de aquellos que conocieron a la pareja no dejan de sucederse. La mayoría de ellos, apoyando las palabras de Rocío.

Y, como no iba ser de otra forma, desde el programa 'Ya es mediodía', se han puesto manos a la obra y han conseguido dar con una de las mujeres más buscadas del momento, Sonsoles, la amante de Antonio David

Hace tres días, María Patiño ya adelantaba que se había mensajeado con ella. Y, al parecer, la susodicha le habría confirmado esa infidelidad. De hecho, Antonio David siguió manteniendo relaciones con ella de forma esporádica antes y después de empezar una relación con su actual mujer, Olga Moreno

«Te garantizo a ciencia cierta que Olga sabe que mi relación con Antonio David es real, porque nosotros nos conocemos desde hace más de 25 años. Ella también trabajaba en la noche, de camarera y relaciones públicas, y teníamos amigos en común», aseguraba en el revelador mensaje. 

«Olga vino alguna vez a Chipiona cuando yo trabajaba allí en verano. Es más, cuando Olga empezó con él, sabía que nosotros saliamos juntos. Olga lo sabe, no le importó en absoluto. Y, desde entonces, no nos hablamos».

Sin embargo, desde el programa de Sonsoles Ónega se han topado con una cara diferente de la camarera, ya que se ha negado a ofrecer cualquier tipo de declaración. «Mira, yo no voy a hablar de absolutamente nada, es una historia de hace muchos años. Esto me viene grande. Yo no estoy metida en este mundo», ha asegurado. «Las cosas son como las ha contado María Patiño».