Emma García en 'Viva la Vida'

Emma García estalla con un severo aviso en directo: '¿Has entendido bien?'

Emma García ha echado una dura bronca a uno de sus colaboradores

Si algo define a Emma García como presentadora es que tiene un fuerte carácter. De ahí que, en más de una ocasión, ha reprendido duramente a sus colaboradores e incluso a sus invitados. Buena muestra de esto son sus broncas a Diego Arrabal e incluso a Asraf Beno.

Pero ahora el que se ha convertido en 'víctima' del enfado de la vasca ha sido otro de los miembros de Viva la vida. Nos estamos refiriendo a José Antonio Avilés.

Hasta tal punto ha llegado a molestar el joven a la citada que esta le ha dado un serio aviso. Y es que no está dispuesta a permitir su falta de educación en un plató.

La presentadora abronca al colaborador

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Estar al frente de un programa como Viva la vida no es tarea fácil. No lo es porque sus colaboradores no dejan de hablar a la vez y eso genera, en ocasiones, momentos bochornosos. Sí, porque, a veces, más que un plató, aquello parece un patio de colegio en el recreo.

Emma García hace todo lo que está en su mano para evitar esa situación y este fin de semana ha tenido que ponerse muy seria. En concreto, ha tenido que plantarse para evitar que José Antonio Avilés siga chillando y elevando la voz para hacerse notar.

El colaborador en cada programa 'pisa' las intervenciones de sus compañeros. Y su manera de hacerlo es hablando por encima de estos y subiendo su voz. Estos días ha vuelto a hacerlo.

La presentadora ante la actitud de aquel no ha dudado en frenarle en seco. Y lo ha hecho diciendo: “Avilés, escúchame un momento. Lo hemos hablado antes de empezar”.

“Vamos a mantener un tono normal. No se te va a escuchar más por gritar más. Es más, se te va a escuchar menos”.

De igual modo, le ha dejado bien claro que no iba a volver a tolerar una actitud así. Le ha explicado que a la próxima se vería en la necesidad de tomar medidas contra él.

En efecto, le ha expuesto: “No tengo ganas de decírtelo más. Yo no vengo a decirle a nadie cómo tiene que hacer las cosas ni soy la profesora. La siguiente vez te vamos a mutear el micrófono”.

José Antonio Avilés gritando en el plató de La Casa Fuerte
El comportamiento de José Antonio Avilés en plató ha enfadado a Emma García | TELECINCO

Con ese toque de atención, la vasca ha creído que su compañero de programa iba a recular. Sí, ha considerado que, en pro de los espectadores, iba a moderar su actitud y sus gritos. Sin embargo, se ha equivocado.

El cordobés ha continuado alzando la voz y cortando a los demás colaboradores. Por este motivo, Emma, visiblemente enfadada, ha estallado. Lo ha hecho diciendo: “¿Has entendido bien lo que te he dicho o estabas pensando en lo siguiente que ibas a decir?”.

La segunda reprimenda de la vasca al joven

No obstante, no ha sido la única reprimenda que este fin de semana le ha dado Emma García a Avilés. Ha habido una segunda y la misma ha girado en torno a Carmen Borrego, otra de las colaboradoras.

En Viva la vida se ha hecho un repaso por el cambio físico que la hermana de Terelu ha experimentado en los últimos años. Se ha explicado lo que ha adelgazado e incluso los retoques estéticos a los que se ha sometido. Retoques por un valor aproximado de 35.000 euros.

Esta circunstancia ha llevado a que José Antonio se haya reído de su compañera e incluso la ha ridiculizado. Su manera de hacerlo ha sido diciendo: “Es que en las imágenes estamos viendo a una persona y aquí a otra”.

Un comentario este ante el que la presentadora ha expuesto: “Cuando pasen 22 años ya me contarás cómo estás tú”. Palabras a las que Carmen ha añadido: “Y, sobre todo, dónde estarás tú”.

En este momento, él ha querido quitarle 'hierro al asunto' diciendo que se quería quitar la papada. Pero Emma ha vuelto a ser muy tajante: “No te hablo de papadas”.

“Te hablo de que los años no pasan en balde y, afortunadamente, acumulas experiencias. Y arrugas también. Punto”.