Rocío Flores con su padre Antonio David Flores por la calle

'Ella es víctima y verdugo. La paliza de mi hija es obra maestra de Antonio David'

Rocío Carrasco señala al verdadero culpable de la brutal agresión

Gran noche la que se vivió el pasado miércoles 21 de abril en Telecinco. Rocío Carrasco decidía aclarar punto por punto todas las cuestiones que hasta ahora se han contado en su documental y hacer frente a las críticas y cuestiones que han girado en torno a su testimonio. La entrevista empezada fuerte con las declaraciones de la hija de Rocío Jurado sobre el llamamiento desesperado que su hija le hizo en 'El programa de Ana Rosa'. Un llamamiento que decidió no responder por consejo de los profesionales que la están tratando.

«Ni ella ni yo estamos preparadas» respondía Rocío Carrasco sobre por qué no le coge el teléfono a su hija. Junto a Carlota Corredera y Jorge Javier contó cómo vivió el episodio donde Rocío Flores le agredió hace nueve años y que terminó con una condena hacia la joven por maltrato habitual.

«Llega a ser verdugo porque antes ha sido víctima»

Compungida por tener que recordar uno de los momentos más duros de su vida, Rocío Carrasco narraba cómo fue víctima de una serie de agresiones físicas a manos de su propia hija la mañana del 27 de julio de 2012. Antes de dar comienzo su testimonio, quiso dejar claro que no le guarda ningún rencor por lo ocurrido y justificó el comportamiento de su primogénita señalando que en ese momento, esa no era su hija.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

«Rocío Flores llega a ser verdugo porque antes ha sido víctima. Ha sido víctima incluso más vulnerable que yo. Eso quiero que quede claro» afirmaba contundente para segundos después pedir que no la atacasen por lo ocurrido cuando tenía 15 años: «No la ataquen a ella. Ella no tiene la culpa. La culpa la tiene otra persona que es el responsable que ella actuara de esa forma». «Mi reacción fue sentir pánico. Pánico por saber lo que iba a suceder después de eso. Ver que a ella se la ha llevado hasta ese punto» confesó.

Antonio David fue el que incitó a su hija

Rocío Carrasco tiene claro que las agresiones que sufrió a manos de su hija fueron consecuencia de la manipulación que durante años ejerció Antonio David Flores sobre la pequeña. «Aquella mañana Rocío me agredió, pero no era ella la que me pagaba, era su  padre» ha explicado. Especialmente revelador fue saber a quién llamó Rocío Flores tras pegarle una paliza a su madre.

Aunque Rocío se negó a hacer pública esa información, fue Carlota Corredera la que contó con quien se había puesto en contacto y qué fue lo que se dijo en esa conversación. Y se sabe porque ha salido a la luz el audio del juicio donde el chófer que llevó a Rocío Flores hasta el colegio lo escuchó todo y testificó: «Mi hija me pega, se monta en un coche que yo lo tenía puesto para que la llevase al cursillo de verano y según se sube saca un móvil, descuelga el teléfono y habla con su padre» comenzaba contando Rocío Carrasco.

Segundos después fue Carlota Corredera la que explicó lo que Rocío Flores le dijo a su padre: «Papá, ya está hecho». Cuatro palabras que resultan muy reveladoras y que son el reflejo del nivel de manipulación del que fue víctima Rocío Flores. Años de mentiras y descalificaciones sobre su madre, terminaron por provocar que la joven renegara de Rocío Carrasco hasta el punto de terminar propinándole la brutal paliza que Antonio David Flores no se atrevió a darle durante sus años de matrimonio.

Rocío Carrasco no pierde la esperanza de recuperar a su hija

Pese a lo traumático que puede resultar que una hija le pegue a su madre, Rocío Carrasco tiene claro que solo fue una marioneta a manos de su padre y no le guarda rencor por lo ocurrido. La hija de Rocío Jurado todavía necesita tiempo para recuperarse del todo y será entonces cuando por fin pueda hablar con su hija, pues no pierde la esperanza de recuperarla.

«Ahora no porque ni estoy preparada ni creo que ella esté preparada. Y creo que no es ni el lugar ni el momento. Pero no me gustaría perder esa esperanza» argumentaba sobre una reconciliación con su hija.