Lola de La Isla de las Tentaciones 3 llorando abrazada por su novio Diego

Diego y Lola protagonizan la primera gran bronca en 'La isla de las tentaciones'

Un fantasma del pasado hace que Diego y Lola protagonicen una fuerte discusión antes de empezar la convivencia por separado

No es ningún secreto que el equipo de casting de  'La isla de las tentaciones'  es uno de los mejores de la televisión. De las dos primeras ediciones del programa han salido grandes personajes como Fani o Melyssa  y que aun a día de hoy van apareciendo en la pequeña pantalla por distintas tramas y que han logrado mantener en el tiempo. Esto se debe a que su paso por el 'reality' estuvo cargado de polémica y para que esto pase, el concurso se aseguran de afinar mucho con los tentadores que entran para que todos guarden algún aspecto y que hagan estallar las parejas estables.

Diego y Lola se hicieron famosos por iniciar una relación en 'Mujeres y hombres y viceversa', de hecho, en el vídeo de presentación aseguran que la gente los conoce como los ratones por qué en una de las citas se llamaron el uno al otro así y a la gente le gustó. No tenemos constancia de que este mote haya durado en el tiempo, pero si lo dicen es por qué es.

Estos llevan tres años de relación y viven juntos, pero según parece, los celos de ella hacen que la relación se tambalee muy frecuentemente. La pareja considera que ha existido un fuerte detonante y que incluso hizo que ella se fuera de casa, iniciando un camino de no retorno y que solamente se puede solucionar, según ellos, participando en 'La isla de las tentaciones'.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Lola  contaba que su chico intenta abrirse un hueco en el mundo de la música y que para ello está realizando un seguido y videoclips y por lo que parece, estos no están siendo de su agrado. La joven contaba que su chico le comentó que en el vídeo saldría con dos chicas insinuándose pero que no habría besos.

Y sorpresa, los besos llegaron y la relación saltó por los aires. Por su lado, Diego asegura que besó a las chicas y que era una exigencia del guion. Finalmente, ella lo perdonó y volvieron a estar juntos pero con todas las inseguridades del mundo.

Aparece la tercera en discordia

Como decíamos al inicio, el equipo del programa es buenísimo y gracias a esto nos hemos llevado la primera gran sorpresa de la edición. Cuando Sandra Barneda  ha presentado a las tentadoras, dispuestas a encontrar el amor y a romper otras relaciones si esto hiciese falta, ha aparecido una chica llamada Alba  y que ella misma se ha presentado como una de las chicas que aparece besándose con Diego en su videoclip.

Al aparecer esta chica, Lola ha montado en cólera diciendo que venía a por Diego y que quería romper por completo su relación. También ha comentado que no iba a darle ningún protagonismo y que lo que quería era hacerse famosa a su costa.

Ahora faltará ver si Diego muestra interés por la chica que aparece en su videoclip o si bien, dice la verdad y lo único que les unió fue ese vínculo profesional. La discusión no ha acabado aquí, pues Alba asegura que después del videoclip siguió mandándose mensajes con el chico, algo que él desmiente, indicando que solamente intercambiaron mensajes en los cuales le confirmaba la fecha del estreno del material audiovisual.

Sin embargo, la actriz de videoclips lo niega y admite que eran mensajes en otro tono y que podrían molestar mucho a su novia Lola. Por último, esta decía que había leído los mensajes directamente de su móvil y que no había ninguno que estuviese fuera de lugar.

Por el momento, Diego no ha mostrado prácticamente interés por su compañera de trabajo, pero la convivencia podría hacer que vuelva a aflorar ese feeling que se puede palpar en el videoclip y que está siendo visto ahora por mucha gente por primera vez. A decir verdad, Diego tiene práctica con los besos ficcionados, pues en prácticamente todos los vídeos que tiene publicado sale muy bien acompañado y con visibles gestos cariñosos.