Montaje de Rocío Carrasco y Rocío Flores con caras serias

El plan de Rocío Flores tras escuchar a su madre deja a Telecinco muda

La hija de Antonio David tenía una intención que la deja en entredicho en estos momentos

A Rocío Flores, como a todos los demás, no le ha pasado inadvertida la serie documental que protagoniza su madre (Rocío Carrasco). Y es que en esa esta mujer ha contado algunos de los episodios más duros al lado de su ex (Antonio David Flores) y padre de sus hijos.

A la primogénita de aquella no le resultaron indiferente las primeras palabras de su madre. Tanto es así que, como se dio a conocer por ella misma, había intentado entrar en directo durante la emisión del espacio. Sin embargo, desde la 'cúpula' del mismo se decidió que no era lo adecuado.

Una decisión que se debió a un motivo de peso. Y es que, aunque la joven ha manifestado otra cosa, parece ser que podría haber estado dispuesta a arremeter contra su madre.

A Rocío Flores se le niega entrar en directo

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La hija de Antonio David y Rocío Carrasco usó sus redes sociales para denunciar algo.

En concreto, contó que había llamado por teléfono al programa durante el que se emitieron los dos primeros capítulos de la serie. Lo hizo para, como expuso, «explicar algo y para tender un puente una vez más. No se vio oportuno, no se me dejó».

Ante esa 'acusación' de la joven, al día siguiente en 'Sálvame' se dio una explicación. Así, la presentadora (Carlota Corredera) expuso que «El programa no lo vio oportuno porque Rocío Flores estaba muy nerviosa y la cadena prefirió que se calmara. Fue por un afán de protección de Rocío Flores».

El verdadero plan de Rocío Flores

Hasta ahora se había creído, por tanto, que la nieta de Rocío Jurado había intentado hablar para 'calmar las aguas'.

Sin embargo, ayer en 'Sálvame' se dieron más detalles del plan que tenía la joven. Y parece ser que no era el que ella ha manifestado públicamente.

Todo saltaba cuando Kiko Hernández dejó caer que «mi imaginación me lleva a pensar que iba a poner a parir a su madre y a defender a su padre. Y creo que mi imaginación está muy cerca de la realidad».

Ante esas palabras, Carlota Corredera quiso preguntar al director del programa (Alberto) si había sido eso lo que había ocurrido. En concreto, ella, tras escuchar a aquel, expuso lo que este le había contado: «A mí lo que me dice Alberto, que es la persona que recibe la llamada de Rocío Flores, es que él la vio muy alterada. Por eso, le dice '¿No ves que es momento de tender puentes?'».

A eso añadió: «Y ella le dijo: 'Sí, sí, tender puentes'. Pero Alberto considera que su intención no era tender puentes».

Antonio David podría haber 'jugado sus bazas'

De la misma manera, en 'Sálvame' se desveló que Rocío Flores no tenía ningún tipo de contacto con Alberto. De ahí que ni siquiera tuviera su número de teléfono. Por eso, se dejó caer que había sido Antonio David el que le había dado el teléfono del citado director para que lo llamara. Sí, para que se pusiera en contacto con él y así entrara en directo en el primer programa de la serie documental de Rocío Carrasco.

Una información esa que molestó enormemente a muchos colaboradores. Y entre esos a Belén Esteban que expuso: «Pues muy mal, ya lo digo. No tiene que meter a la niña en esto». Es más, contó que fue testigo de la conversación del director con Rocío Flores y añadió: «Mejor que la niña no entrara en ese momento (…) Su representante no le dio el teléfono de Alberto, pero si se lo dio su padre, que no lo sé, no lo veo bien porque él tiene que evitar».

Corredera, por su parte, quiso intervenir para decir: «¿Cuál es la manera de hacerle más daño a Rocío Carrasco el día que se estrena el documental? Su hija entrando porque su padre le da el teléfono de Alberto. Es un misil para poner otra vez a todo el país en contra de Rocío Carrasco ¿Es lo mejor para su hija? ¿Eso es ser buen padre?».

Es más, añadió, en palabras del citado director: «A lo mejor las intenciones de Antonio David se hubiesen dado la vuelta porque, a lo mejor, ese daño que hubiese podido hacerle a la madre a través de la hija hubiese sido destrozar la imagen pública de Rocío Flores».