Fotograma de la careta de la Isla de las Tentaciones

Tentadores de 'La isla', investigados por supuestas relaciones íntimas no consentidas

Una joven denuncia una agresión sexual múltiple durante una fiesta ilegal en un chalé de Madrid

Telecinco vuelve a ver manchado su nombre por un escándalo sexual que implicaría a ciertos personajes televisivos de la cadena. Este domingo han salido a la luz detalles sobre una agresión sexual múltiple que habría tenido lugar en una fiesta ilegal en Madrid, con tentadores del exitoso 'reality' de 'La isla de las tentaciones' supuestamente implicados, según han avanzado fuentes de la investigación a 'El Mundo'. 

El pasado martes una joven extranjera que apenas lleva un mes de intercambio en España denunció los hechos en  la ciudad madrileña de Tres Cantos. Asegura, según el medio citado, que tras drogarla, la obligaron a mantener relaciones sexuales con distintos hombres. Las mismas fuentes señalan a alguno de los televisivos participantes del 'reality' de Mediaset como uno de los «cinco o seis» individuos que habrían mantenido relaciones con la joven sin su consentimiento.

«Niños bien de los que salen en 'La isla de las tentaciones', chicos y chicas guapas»

Al parecer todo ocurrió en un chalé de Colmenarejo, otro municipio de la Comunidad de Madrid. En dicha casa, según el medio citado, se reunieron aproximadamente unos cincuenta jóvenes la tarde del pasado domingo. Eran «niños bien de los que salen en 'La isla de las tentaciones', chicos y chicas guapas, 'influencers'», según las fuentes de 'El Mundo'.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

El caso está ahora en manos de la Guardia Civil, al cargo de la investigación, que ya ha identificado al joven que alquiló la vivienda donde se celebró la fiesta. Se trata, según las mismas fuentes, de uno de esos «niños bien», que podría haber aparecido en 'La isla de las tentaciones'. Según el joven, se alquiló el chalé para el evento, que define como una puesta de largo de un coche de alta gama. Pero era una farsa. No alquilaban la casa para un evento del mundo del motor y el propietario, que tiene cámaras de vigilancia en su chalé, se percató enseguida del engaño.

Engañan a un propietario de un chalé para organizar la fiesta ilegal

Para empezar, la casa se alquila para aproximadamente un aforo de doce personas. Pero esa tarde llegaron alrededor de cincuenta jóvenes, señal que hizo saltar las alarmas del propietario. Además, asegura, no respetaban ningún tipo de medida contra el coronavirus, como ahora el uso de la mascarilla. Aquella era, descaradamente, una fiesta clandestina, ilegal por la situación de pandemia que atraviesa España.

El propietario no dudó en alertar que en su chalé se estaba celebrando una fiesta ilegal «con todo tipo de vicios» y los agentes se personaron inmediatamente al lugar de los hechos para disolver el encuentro e identificar a los asistentes para que fueran sancionados por su conducta. «Era como Sodoma y Gomorra. Sin mascarillas y haciendo de todo», relatan fuentes de la investigación al medio citado.

Pero durante la joven en cuestión no denunció nada aquella noche. Fue 48 horas después de la fiesta cuando acudió a la Guardia Civil asegurando que había mantenido relaciones sexuales «en contra de su voluntad» en el chalé. Según la denunciante, esa noche tomó alguna sustancia que le hizo perder la conciencia. En su relato, además, habló de dos jóvenes, una conocida en  Instagram, que la habría invitado al evento, y otra, que según ella, estaría relacionada con los 'tentadores' de Telecinco, y a la que vincula con su agresión sexual.

Asegura que se negó varias veces a mantener sexo en grupo

Según la denunciante, cinco o seis personas se habrían aprovechado de ella y la habrían obligado a mantener sexo en grupo aquella noche, que empezaba en el reservado de un local de Madrid, donde los organizadores reunieron primero a los asistentes del evento. Recuerda haberse tomado una copa, que dejó un momento para bailar. A partir de eso momento, asegura que solo recuerda dos momentos: uno, cuando se negó a la propuesta de varias personas de mantener relaciones; y otro, con el miembro de un chico en su cara y otro tocándole los genitales, momento en el que se habría negado por segunda vez a dichas relaciones.

Lo próximo que recuerda la chica, según su relato, es la llegada de la Guardia Civil al chalé y la vergüenza que pasó, antes de irse a casa por su propio pie. La policía, por ahora, no ve indicios de que la joven, que acaba de llegar hace apenas un mes al país, esté inventado nada o aprovechándose de la situación, según el medio citado.